• 01 Oct 2012
  • Tele Mix
  • Visitas: 5267
  • Un repaso por la vida de Julio Jaramillo en imágenes

    Julio Jaramillo participó en la película ‘Romance en Ecuador’, filmada en 1966, con la participación del cantante mexicano Enrique Guzmán. JJ también actuó en ‘Mala Mujer’, junto al chileno Antonio Prieto.

    Un día como hoy, hace 77 años, nació Julio Jaramillo, quien se convirtió en el máximo exponente de la música nacional en el mundo.
    Un día como hoy, hace 77 años, nació Julio Jaramillo, quien se convirtió en el máximo exponente de la música nacional en el mundo.

    Redacción / Guayaquil

    Un día como hoy, hace 77 años, nació Julio Jaramillo, quien se convirtió en el máximo exponente de la música nacional en el mundo.

    Conocido como ‘El Ruiseñor de América’ y ‘Mister Juramento’, Jaramillo es considerado como el mejor cantante ecuatoriano de todos los tiempos. Sus canciones, que hablan de amores y desencuentros, calaron profundamente en el público que se reflejaba en ellas.

    Es por eso que hoy se celebra El Día del Pasillo Ecuatoriano, fecha que fue instituida en 1993, como un homenaje al nacimiento del célebre cantante popular. El pasillo es una expresión musical, melódica y vocal, llena de sensibilidad y nostalgia, tal como Jaramillo lo interpretó.

    Muchos consideran a este intérprete como uno de los símbolos de la identidad nacional. Sus interpretaciones, entre ellas ‘De cigarro en cigarro’, ‘Alma mía’, ‘Interrogación’, ‘Odio en la sangre’, ‘Te odio y te quiero’, ‘Carnaval de la vida’ o ‘Cuando llora mi guitarra’, todavía se escuchan en las radios de Latinoamérica.

    Perdió a su padre cuando tenía 6 años de edad y su madre trabajó como enfermera para mantener a la familia. Según biógrafos, Julio fue un niño enfermizo, que padeció bronconeumonía, difteria, disentería, y hasta un principio de parálisis infantil.

    Sin embargo, eso no impidió su apego por la música y creció escuchando al dúo Guayaquil, a Olimpo Cárdenas, a Carlos Rubira Infante y al dúo Villafuerte, entre otros, quienes marcaron una época en la música nacional.

    Junto con Pepe, su hermano mayor, empezó en la música. Julio lo acompañaba durante las serenatas y pequeñas presentaciones que tenía en la ciudad y sus alrededores. 

    A los diecisiete años ya era conocido por su cálida y aguda voz. Eso le permitía participar en varios programas radiales conocidos durante la década del 50.

    Poco a poco se fue involucrando en el mundo de la bohemia, la música y el alcohol. Pero paradójicamente, estos aspectos hicieron que Julio se apasione más por la música y cante hasta en las esquinas.

    Con la grabación de su primer disco, ‘Pobre mi madre querida’ (1954), a dúo con Fresia Saavedra, su fama crecía y le siguió el pasillo ‘Esposa’ (1955), con Carlos Rubira Infante.

    Con el vals ‘Fatalidad’ saltó a la fama y no había quién no haya escuchado música en la voz de Julio Jaramillo, quien ya para entonces era conocido como ‘Jota Jota’.

    Su consagración internacional llegó con el pasillo ‘Nuestro juramento’ (1957), inédita del puertorriqueño Benito de Jesús. Con esa canción, Jaramillo se embarcó en varias giras por América Latina. Los primeros países que el intérprete nacido el 1 de octubre de 1935 fueron Colombia, Perú, Argentina, Uruguay, Chile y otros.

    Después de cumplir con el servicio militar, siguió con su carrera y con el mundo bohemio. Participó en la película ‘Romance en Ecuador’ y en otras tres rodadas en Argentina, Chile y México. En 1965 se radicó en Venezuela, desde donde realizó giras triunfales por México, Puerto Rico y otros países.

    Durante su carrera, Jaramillo hizo varios duetos en estudio. Un de ellos fue con Daniel Santos, ‘El Jefe’; el rocolero Alci Acosta y Olimpo Cárdenas. Muchos biógrafos sostienen que ‘El Ruiseñor de América’ tuvo más de 30 hijos en diferentes relaciones sentimentales, aunque solo se casó en dos ocasiones. Su viuda es Nancy Arroyo.

    El febrero pasado se cumplieron 34 años de su muerte en la clínica Domínguez. Tras más de tres décadas, los ecuatorianos aún lo recuerdan y escuchan sus canciones.