• 08 Mar 2013
  • Tele Mix
  • Visitas: 1640
  • Especial

    María Teresa Guerrero, deportista y presentadora

    María Teresa Guerrero, deportista y presentadora. Foto: Cortesía
    María Teresa Guerrero, deportista y presentadora. Foto: Cortesía

    Redacción / Guayaquil

    María Teresa Guerrero es una de las presentadoras de televisión más queridas del país. Su carisma, sencillez y buen sentido del humor le han abierto las puertas de los hogares ecuatorianos a través de la pantalla de Ecuavisa.

    El mundo del espectáculo y el entretenimiento la rodean por doquier, pero los deportes de resistencia también forman parte de su vida desde pequeña. Es una faceta que le ha traído muchas satisfacciones a ‘La flaca’ -como la llaman de cariño sus amigos y seguidores-, haciendo de ella una mujer ‘carismáticamente ruda’.

    ¿Qué la motiva a despertarse muy temprano por la mañana para entrenar?
    He sido deportista toda la vida. Fui campeona nacional de salto y mis padres tuvieron un gimnasio. Me crié con el deporte y eso forma parte de mi vida. Me levanto temprano porque tengo que trabajar.

    ¿Qué tan difícil ha sido para usted combinar el deporte con la televisión?
    Ahora no. Cuento con un poco más de tiempo porque lo necesitaba. Soy una mujer de 35 años y quiero comenzar a vivir y hacer las cosas que me gustan. De todas maneras tengo que levantarme temprano, entrenar, venir al canal, asearme, volver a entrenar, cuidarme el cabello y todo. Son muchas cosas pero ¡Sarna con gusto no pica!

    ¿Quiere decir que no ha vivido cosas suficientemente buenas anteriormente?
    No es que no las he vivido sino que ahora estoy en otra etapa de mi vida. La disfruto más y cuando algo te gusta lo haces.

    ¿Cree que en competencia alguien ha dicho: Es fácil ganarle a la ‘Flaca’?
    Sí, y se han sorprendido porque piensan que soy una debilucha que me voy a cansar con facilidad. En competencia incluso algunos hombres han dicho que su objetivo es ganarme y eso me gusta porque soy mujer. Nosotras somos muy fuertes.   

    Si tuviera que escoger solo una de estas actividades, ¿cuál sería y por qué?
    Si pudiera vivir del deporte lo hiciera, pero lamentablemente no se puede.

    ¿Cuál es la actitud que debe tener una mujer ante las adversidades de la vida?
    Vivir todos los días como si fuera el último día. Superé un divorcio y un accidente en el que pude haber muerto. Desde entonces soy una mujer agradecida con Dios y le sonrío a la vida.

    Dicen que detrás de un gran hombre hay una gran mujer ¿ocurre lo mismo con las mujeres?
    Yo creo que sí. Cuando eres una persona buena, la vida se encarga de ponerte a un individuo bueno a tu lado. No creo ser una persona extremadamente buena porque tengo mis fallas, pero sí sé que soy una mujer agradecida. El  hombre que Dios me ha puesto ahora es bueno.

    ¿Hasta qué punto ama su independencia?
    ¡Muchísimo! Ahora no tengo un esposo que me ande apurando ni que me diga lo que tengo que hacer. Estoy disfrutando mi vida con mucha libertad y responsabilidad. No dependo de nadie. Tengo trabajo y buenos amigos.

    ¿A qué mujeres admira y cómo han influenciado ellas en su vida?
    Mi madre sin duda alguna. Ella me ha hecho la mujer que soy y mi ejemplo a seguir.

    ¿Cuál ha sido la gran competencia de su vida?
    La gran competencia es conmigo misma. No compito con nadie en el deporte, en la televisión y en todo. No soy más ni menos que nadie. El ser yo misma ha hecho que la gente me siga hasta ahora. Y compite conmigo para ser mejor cada día.