• 18 Ene 2013
  • 7
    Tele Mix
  • Visitas: 427
  • Variedades

    Las aventuras de El Quijote fueron presentadas en el teatro Centro Cívico

    Las alumnas de la escuela de ballet Esperanza Cruz, de la Casa de la Cultura del Guayas, presentaron este clásico de Miguel de Cervantes como parte del evento anual que realiza esta institución al término de su año lectivo

    Las aventuras de El Quijote fueron presentadas en el teatro Centro Cívico. Foto: José Morán
    Las aventuras de El Quijote fueron presentadas en el teatro Centro Cívico. Foto: José Morán

    Redacción / Guayaquil

    La noche del miércoles, el teatro Centro Cívico Eloy Alfaro fue el escenario para que las estudiantes de la escuela de ballet Esperanza Cruz, de la Casa de la Cultura, núcleo del Guayas, pongan en escena dos magnas presentaciones.

    Se trata de un compás del folclore ecuatoriano costeño y la obra de ballet clásico El Quijote, que las estudiantes de este centro cultural presentaron al público guayaquileño como parte del evento anual que realizan al término de su año lectivo de estudio.

    La primera presentación rindió homenaje a los bailes, fiestas y tradiciones de diferentes pueblos costeños de la provincia del Guayas.

    El galope fue la primera pieza que realizaron las danzarinas, el que representa el galopar de los caballos antes de la fiesta del mago en el recinto El Mate, del cantón Daule, en agradecimiento a la buena cosecha de esta fruta. 

    Un colorido arco iris fue dibujado por las bailarinas a través de sus vestidos típicos de la costa guayaca y el movimiento de sus caderas.

    Luego de esta mágica escena, el escenario se llenó de pesebres, villancicos, precesiones y nacimientos en una tradicional fiesta conocida como Chigualo, en donde se celebra el nacimiento de Jesús en los pueblos a través de juegos de salón, amorfinos, danzas, comidas y bebidas tradicionales como la resbaladera.

    También se rindió homenaje a Naranjal, este cantón que guarda en sus entrañas la presencia del inca, en un camino construido en la época de oro de uno de los imperios más grandes del mundo antiguo, la reserva de los manglares de Churute y la actividad cacaotera.

    Uno de los emblemas naturales de Guayaquil es la iguana, cuya valentía se refleja en una danza que presenta el arrojo y el machismo del montubio ecuatoriano. La flora y fauna de esta tierra fue representado con cada movimiento de las bailarinas de la prestigiosa academia de ballet.

    La primera parte de la velada culminó con ‘A Yaguachi... a Yaguachi’, en donde las danzarinas interpretaron la procesión que se realiza por las fiestas de San Jacinto y después la interminable fiesta que viven propios y extraños de ese pintoresco cantón.

    Pasadas las 20:00 se abrió el telón para la presentación de El Quijote, danza en tres actos, basados en el capítulo XIX del segundo libro de ‘El ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha’, de Miguel de Cervantes.

    La obra narra las aventuras de los amantes Kitri (Helen Jara) y Basilio (Fabricio Triana), personajes míticos de Don Quijote, interpretado en esta ocasión por Mauro Moreira. Sancho Panza fue representado por Ignacio Agila.

    Esta fue la primera vez en que Moreira y Agila se paraban frente a un escenario para actuar, recibiendo la ovación del público por el dominio escénico que evidenciaron durante el espectáculo, aunque en momentos daban la sensación de que se perdían entre danzas.

    En el primer acto, las bailarines revelaron la historia de amor de Quiteria la hermosa (Kitri en el ballet), la hija de un mesonero, y Basilio, un necesitado barbero. El padre de Kitri no ve con buenos ojos esa relación y quiere casarla con Camacho el rico.

    A la plaza llega El Espada, con su cuadrilla y la bailarina callejera. Hay una gran fiesta en la plaza del pueblo y Don Quijote baila con Kitri, a la cual confunde con Dulcinea y le confiesa su amor. Sancho baila con las mozas del pueblo y termina embelesado, en esta escena el actor Ignacio Agila se robó los aplausos por la originalidad de su interpretación. la obra continuó con la huida de Kitri y Basilio, mientras que Don Quijote y Sancho los persiguen.

    En el segundo acto, el padre de la enamoradiza trata de impedir la boda descabellada por medio de la intromisión de Don Quijote, aunque al final contraen nupcias.

    Los danzantes recrearon perfectamente la escena cuando Don Quijote y Sancho llegan a un campamento gitano, en donde disfrutan de comida y teatro. Ahí descubre a Dulcinea y lucha por su libertad. Don Quijote cae rendido ante los molinos y luego es llevado a un palacio en donde finalmente se celebra la unión entre Kitri y Basilio.

    ¡ENTÉRATE!

    Tras diez años de estudio de danza, se graduaron las alumnas Jayna Espinoza, Maholy Vaca Cuero, Karolina Ruiz, Sariah Pincay, Virginia Camacho y Helen Jara Sánchez. Esta última también recibió una mención de honor por su aprovechamiento.