• 10 Oct 2012
  • Tele Mix
  • Visitas: 8362
  • El palo de lluvia mantiene vivas las tradiciones indígenas

    Este instrumento de percusión es muy utilizado para celebraciones andinas importantes, como el Inti Raymi.

    Es muy fácil de tocarlo, pues no necesita de una técnica precisa para hacerlo. Vienen en varios colores y presentaciones para el gusto de los extranjeros. Fotos: Karly Torres / Internet
    Es muy fácil de tocarlo, pues no necesita de una técnica precisa para hacerlo. Vienen en varios colores y presentaciones para el gusto de los extranjeros. Fotos: Karly Torres / Internet

    Pablo Araujo G. / Guayaquil

    “En una época se pensaba que crear el sonido de la lluvia traería una tormenta a las comunidades indígenas, por lo que sus habitantes emplearon el palo de lluvia, un instrumento de percusión, para sus celebraciones religiosas. De ahí provienen los poderes ‘mágicos’ de este instrumento”, relata Gloria Ramírez, conocedora de esta herramienta musical andina.

    Hecho de un tubo largo y hueco, el palo de lluvia o palo de agua se encuentra rellenado con pequeñas piedras o semillas, en cuyo interior se clavan palitos de bambú o de madera, formando una espiral que se extiende a todo lo largo. Cuando el tubo se inclina suavemente las semillas caen y su golpeteo, con los palitos, produce un sonido que se asemeja a la lluvia o agua cayendo.

    Ramírez cuenta que no existe un origen determinado sobre el palo de lluvia, pero se dice que los aztecas lo inventaron y que luego llegó a América del Sur y Central como cascabeles tubulares a principios de 1900.

    Existen una variedad de palos de lluvia y cada uno cumple una función específica. Los tubos de 80 cm son utilizados para celebraciones indígenas como en el Inti Raymi (en quechua ‘fiesta del Sol’) que era una antigua ceremonia religiosa andina, y los palos de 40 cm son más bien empleados como terapias relajantes, por el sonido antiestrés que produce.

    Técnica de ejecución

    El palo de lluvia se lo puede inclinar, por lo que las semillas de girasol o pequeñas piedritas al caer crean un efecto similar a la lluvia, y su intensidad varía según el ángulo. También puede ser golpeado ligeramente para lograr un sonido más controlado, o para crear sonidos más percusivos haciéndolo ‘sacudir’ o ‘agitar’.

    Existen varias maneras de poder tocarlo dependiendo del sonido que se prefiera:

    -Para una persona que recién empieza, un paso básico consiste simplemente en hacer girar el palo de lluvia al revés, y que el contenido caiga a través del tubo para un sonido suave y constante.

    - Para un tiempo más rápido, se sugiere agitar este instrumento de ida y vuelta como si se tratase de un palo de madera sólido, golpearlo en el suelo para hacer mucho ruido.

    Para Gloria, tocar este instrumento no demanda mayor complicación, por lo que niños desde los 5 años pueden empezar a tocarlo, ya que se utiliza generalmente para crear efectos de sonido ambiente. Además, agrega, que incluso es usado para acompañar canciones infantiles y poesía hablada.

    10-10-12-mix-leo-rojasLeo Rojas

    El año pasado, el otavaleño Leo Rojas sorprendió al Ecuador y el mundo entero al ganar el primer lugar en ‘Das Supertalent 2011’, la adaptación alemana del reality británico ‘Got Talent’.

    Los instrumentos que utilizó fueron el palo de lluvia y la zampoña, con ellos hizo una representación en la que evocaba a los dioses del sol y la lluvia para sus celebraciones religiosas. Gloria Ramírez manifiesta que desde ese logro los palos de lluvia tuvieron mayor venta en el país por parte de los extranjeros que los solicitan cada vez más.

    Asimismo explica que antiguamente los Mayas creían que el sonido que emitía era la voz de los dioses. “Este objeto se utiliza para efectos de lluvia, en obras de teatro, terapias de relajamiento y armonización. Es un sonido ideal para la estimulación de los más pequeños, ya que su sonido es muy relajante, por lo que se trata de un instrumento muy fácil de elaborar, y con el que los niños pueden disfrutar”, refiere Gloria.

    Talento de exportación

    El ecuatoriano Leo Rojas fue el ganador del reality alemán Das Super Talent 2011 (El Súper Talento 2011) el sábado 17 de diciembre, del año pasado, en Berlín – Alemania,

    El joven otavaleño efectuó una magistral interpretación con instrumentos andinos, como el palo de lluvia y la zampoña, en la composición de ‘El pastor solitario’. Se hizo acreedor, además, a 120 mil dólares dentro del concurso, los cuales, dijo, los iba a invertir en adquirir una casa para su madre.

    Por otra parte, el pasado 27 de enero de 2012 Leo lanzó, de forma oficial, el disco compacto titulado ‘El espíritu de Halcón’  con 12 canciones al muy estilo de sus comunidades indígenas, que lo hizo ganar el reality. Rojas, quien vive en Berlín, vive tocando la música andina en esas calles desde hace 8 años.