• 19 May 2012
  • Sociedad
  • Visitas: 2457
  • En el Ecuador existe un déficit de espacios verdes

    El Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INEC) reveló que aquí hacen falta áreas recreativas. La OMS recomienda que cada territorio debe contar con al menos 9 m2 por persona. El país llega a 4,31 m2 por habitante. Solo 10 ciudades cumplen la norma

    El Parque de La Carolina (norte de Quito) es uno de los espacios verdes más importantes de la capital. Foto: Edison Serrano |  para El Telégrafo
    El Parque de La Carolina (norte de Quito) es uno de los espacios verdes más importantes de la capital. Foto: Edison Serrano | para El Telégrafo

    Redacción Sociedad

    El Ecuador no cuenta con una adecuada distribución de los  espacios verdes, de acuerdo con su población. Así lo concluyó el estudio denominado “Índice Verde Urbano”, efectuado por el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INEC).

    Ese índice determina  el patrimonio de áreas verdes o de zonas terrestres de interés natural, histórico-cultural, manejado (directamente o indirectamente) por entes públicos. La Organización Mundial de la Salud (OMS) señala que en cada territorio se debe contar con al menos 9 m2 por persona.

    Con ese antecedente, Byron Villacís, titular del INEC, señaló que el Ecuador no cumple con esos estándares. De los 221 municipios que existen en el territorio ecuatoriano, 209 (95%) no cumplen con la recomendación de la OMS. “En el país existe un déficit de 4,31 puntos, lo que quiere decir que hay un déficit de espacios verdes”, reiteró.  

    La investigación, divulgada ayer, se ejecutó en las zonas urbanas de capitales provinciales y cabeceras cantonales. Los datos fueron resultado de una cartografía gratuita digital del INEC que efectuó el cálculo total de áreas verdes en m2, considerando como superficie de área verde los parques y plazas.

    El estudio reveló que tan solo 10 cantones ubicados en las regiones Sierra y Amazonía, cumplen con la recomendación de la OMS: Mera, la provincia de Pastaza, Quito (Pichincha), Huamboya (Zamora), Mocha (Tungurahua), El Pan (Azuay), Pablo Sexto (Morona Santiago), Sigchos (Cotopaxi), Paute (Azuay), Quero (Tungurahua), Saquisilí (Cotopaxi).

    En cuanto a las provincias, Pichincha fue considerada como la zona con mayor área verde. Quito, por ejemplo, cuenta con 20,4 m2 por habitante, superando incluso el estándar de la OMS.

    Tungurahua también cumple con buenos estándares. Los cantones de Mocha y Quero cuentan con 14,97 y 12,06 m2  por habitante, respectivamente. Ambato, en cambio, cuenta con 6,53 m2 por habitante.

    Por el contrario, los cantones con menos áreas verdes se registraron en la provincia de Loja. Así por ejemplo, se detalló que Saraguro y Amaluza son los cantones con mayor índice verde urbano, con 3,66 m2 y 3,63 m2 por habitante, respectivamente; sin embargo no alcanzan el nivel recomendado por la OMS.

    En la provincia de Los Ríos se observó un problema similar. Quinsaloma y Catarama registraron la mayor cantidad de áreas verdes, con 1,59 m2 por habitante y 1,44 m2 por habitante, cada una.

    El menor índice verde urbano de esta provincia está dado por Buena Fe, con 0,10 m2 por habitante. Esta zona no solo fue la de menor índice de espacio verde en el sector, sino también la de menor índice a nivel nacional.

    Tras conocerse estas cifras, Villacís recomendó algunas acciones para incrementar los espacios verdes. Una de ellas es motivar a los municipios a que dentro de sus planes de ordenamiento territorial se contemple la creación y conservación de áreas verdes; establecer mecanismos metodológicos para la medición del área verde urbana efectiva, incluso identificar los tipos y números de árboles para la medición de captación de oxígeno por ciudad.

    Por último, señaló que es necesario garantizar desde los gobiernos locales el incremento de áreas verdes para el esparcimiento y recreación de la población, para así mejorar de alguna manera la calidad ambiental del territorio.