• 16 Oct 2013
  • Regional Centro
  • Visitas: 312
  • Apenas 66 sentencias se han emitido de 122 casos

    Seis denuncias al día por maltrato a mujeres

    En la capital de la provincia de Bolívar, la recientemente inaugurada Unidad Especializada en Violencia contra la Mujer y la Familia recepta las demandas de los agredidos. Además cuenta con personal para dar asesoría legal y psicológica

    Regional Centro

    Lourdes V. caminó hacia la entrada de las oficinas de la Comisaría de la Mujer y la Familia de Guaranda. 

    Su ceño fruncido reflejaba preocupación. Acomodó su chalina y subió a las gradas de la Unidad de Violencia de la Mujer y la Familia.

    Nerviosa y en medio de lágrimas contó su historia.

    “Ya no se puede vivir con él. Si no está mal genio, está tomando. Cuando está enojado se pone agresivo, la otra vez ya me puso morados los brazos por los golpes”, afirmó.


    Generalmente seis personas acuden diariamente a la Unidad Especializada en Violencia contra la Mujer y la Familia en la capital de la provincia de Bolívar. La dependencia es nueva y está en funciones desde julio.


    El nuevo Código Orgánico de la Función Judicial determinó que las Comisarías de la Mujer pasen a formar parte de la administración de Justicia.

    Las diferencias entre las parejas (fotoproducción) suelen provocar agresiones. Estos casos  pueden ser denunciados.

    De cada seis causas por agresiones, una es presentada por varones en la capital de Bolívar

    Desde julio hasta la fecha, solo en Guaranda se receptaron 112 denuncias por violencia intrafamiliar. De ellas se dictaminaron 66 sentencias, es decir casi el 50%. De ese total, el 55% proviene del sector rural.


    La jueza Katterine Ballesteros afirmó que las repercusiones a largo plazo que causan estos hechos son profundas en las agredidas y pueden generar patologías en el comportamiento de los hijos, ya sean niños o adolescentes. “Casi la mitad de las denuncias son retiradas debido a que las señoritas y señoras cambian de opinión argumentando que no quisieran ver presos a sus compañeros”, dijo la magistrada.


    Si la denunciante no se presenta a la audiencia dentro de 30 días se ordena la prescripción de la causa.


    Uno de los hechos que se presentan en un círculo de violencia intrafamiliar es el arrepentimiento, dice la jueza.


    “Este síntoma lo padecen generalmente las y los cónyuges. En esta etapa las víctimas de agresión retiran las denuncias y deciden perdonar al agresor”.

    122 denuncias se presentaron solo en la ciudad de Guaranda. De ellas, el 55% es del sector rural


    Ataques a varones

    Las agresiones en contra de hombres son mucho menores, sin embargo sí existen en esta región.


    De cada 6 denuncias por agresión, 1 es de un hombre. Para Lenin Rodríguez, psicólogo clínico, la sociedad aún no rompe barreras mentales.


    “El machismo aún está arraigado en nuestras comunidades y ciudades. Esto no permite visibilizar los casos de violencia que no necesariamente es física”, indicó.


    La Unidad de Violencia trabaja con otras instituciones como el Foro de la Mujer, la Universidad Estatal de Bolívar y la Defensoría del Pueblo.


    Al momento las oficinas solo se encuentran en la ciudad de Guaranda, pero se está estudiando la creación de más unidades en los 6 cantones.


    “Estamos coordinando con los comisarios, intendentes e instituciones pertinentes, para tener un diagnóstico del resto de la provincia, sobre todo en los lugares más alejados”, dijo Ballesteros.


    La Unidad trabaja con un grupo de profesionales que está dispuesto a ayudar a las personas que se acercan a esta dependencia.


    Así, una abogada recepta las denuncias y guía a la persona para que sepa cómo proceder.


    También están una trabajadora social, un psicólogo y un médico general, quienes trabajan los 7 días de la semana y reciben cerca de 42 denuncias de lunes a domingo.


    En la entidad también hay policías que pueden trasladarse al lugar donde se produce un ataque para controlarlo.