• 25 Jul 2011
  • Columnistas
  • Visitas: 2533
  • Lo bueno y lo malo del café

    Roberto Rivadeneira Rivadeneira

    Roberto Rivadeneira Rivadeneira

    En todos los niveles de la población, el café es una bebida que nos acompaña por lo menos en cada desayuno y algunas veces en otras horas del día. El tomarlo ha sido siempre objeto de observaciones, sean estableciendo beneficios para el hombre o perjuicios para el mismo.

    La mayoría de los analistas indica que tomando café de manera moderada, tal vez hasta 4 tazas en el día, no causa ningún problema en la salud humana. Muchos estudios han demostrado que el consumo regular de cafeína, que contiene el café, ayuda a la prevención de enfermedades de Parkinson, además mejora la concentración y estado de alerta, así como protege los cálculos biliares; por otro lado, nos ayuda a mantenernos despiertos y atentos durante mucho tiempo. Se dice que nos ayuda a prevenir el dolor de cabeza y a mejorar la resistencia física sin que se pueda aseverar que mientras más se tome son mejores los resultados.

    Un estudio difundido por Annals of International Medicine, indica que un consumo de hasta 6 tazas diarias podría ayudar a prolongar la vida y también a una incidencia menor de enfermedades cardiacas, la autora de este estudio da la advertencia que es preciso profundizar en esta conclusión con otros estudios.

    En el estudio se menciona que en las mujeres que consumen de 2 a 3 tazas al día se redujo en un 25% el riesgo de enfermedades cardiacas, en el periodo en el que se hizo el seguimiento entre 1980 y el 2004; se anota también en el  informe, que aún cuando se tomaron en cuenta otros factores de riesgos, como el tamaño corporal, el consumo de tabaco, la dieta y las enfermedades específicas, el personal de investigadores descubrió que las personas  que toman más café tuvieron menos probabilidades de morir durante el periodo de seguimiento, lo cual se debía principalmente a un menor riesgo de enfermedades cardiacas entre los bebedores; sin embargo, también se advierte en el estudio que no se establece con certeza que el consumo de café reduzca las posibilidades de morir antes de lo esperado.

    En Nápoles, preocupados por el consumo excesivo de café, un grupo de científicos universitarios, en un estudio realizado, concluyeron que es beneficioso para ciertos  tipos de cáncer, como por ejemplo el de colon, para la cirrosis y el Parkinson, debido a que eleva los niveles de dopamina en el cerebro y reduce el cansancio.

    En la universidad de Toronto, investigadores del departamento de ciencias de la nutrición demostraron que beber mucho café podría incrementar el riesgo de ataques cardiacos en ciertas personas.

    El café es la bebida aromática más consumida en el mundo, y de investigaciones de sus efectos dañinos o benignos al organismo ha sido controversial desde la antigüedad. Se dice que el café está recomendado si eres una persona sana; si tienes un padecimiento es preferible consultar al médico.

    Se dice que próximamente se usarán fórmulas de cafeína en la elaboración de medicamentos para evitar coágulos sanguíneos que provocan ataques cardiacos y embolias cerebrales.

    La cafeína dilata los bronquios, combatiendo la crisis de asma y otras alergias; se ha establecido en la actualidad que la cafeína es una de las principales sustancias de muchos medicamentos para problemas respiratorios.

    Podría ser conveniente beber una cantidad moderada de café, tal vez máximo 3 o 4 tazas diarias (235 ml), asimismo no tomar café después de las 6 de la tarde para dormir bien en la noche.