• 16 Ago 2011
  • Columnistas
  • Visitas: 4863
  • Las ventajas y desventajas de un embarazo después de los 40 años

    Alberto Campodónico

    Alberto Campodónico

    Cada vez es más frecuente: mujeres que tienen hijos después de los 40. Las circunstancias personales y laborales hacen difícil plantearse la maternidad a otras edades. La principal ventaja de tener un hijo después de los 40 es que vivirás el hecho con una mayor madurez, disfrutarás más cada segundo. Si ya has logrado una estabilidad laboral y económica, tu embarazo y la llegada de tu hijo te harán sentir mayor plenitud.

    En estos embarazos hay que prestar especial atención al feto, ya que existe mayor probabilidad de enfermedades genéticas o malformaciones. Afortunadamente las técnicas ecográficas y supervisión con pruebas genéticas permiten detectar cualquier problema durante el embarazo. Existe mayor probabilidad de mellizos, ya que el organismo, a estas edades más tardías, es más dado a las ovulaciones dobles. También son más frecuentes los partos por cesárea en los embarazos después de los 40.

    Es importante, si tienes algún problema de salud -como hipertensión o diabetes- que  comentes todo a tu ginecólogo. A mayor edad también la incidencia de la hipertensión en el embarazo (preclamsia) y la diabetes gestacional aumentan. Si no se trata apropiadamente, las enfermedades maternales pueden afectar adversamente al feto. La presión arterial incontrolada puede eliminar el crecimiento fetal y, en casos severos, puede dar como resultado un mortinato. El mal control de los niveles de azúcar en la sangre durante el embarazo puede dar como resultado crecimiento fetal anormal. El cuidado prenatal temprano y el acertado uso de medicamentos pueden disminuir estos riesgos considerablemente.

    Aunque la población general de las mujeres en etapa reproductiva tiene una probabilidad del 3% de dar a luz a un niño con un defecto congénito, después de la edad de 40 años este riesgo se encuentra entre el 6% y el 8%. La probabilidad de tener un bebé con síndrome de Down es de aproximadamente 1 de cada 365 a la edad de 35 años. Este número aumenta a 1 de cada 100 en la edad de 40 años y hasta 1 de cada 40 en la edad de 45 años.

    Las complicaciones del trabajo de parto y alumbramiento incluyen: parto prematuro, placenta previa, hemorragia posparto, entre otras.

    Ten en cuenta que cada mujer es un mundo, hay mujeres con más de 40 años que han vivido embarazos sin problemas y mujeres más jóvenes que han tenido problemas. Pero, en general, un embarazo después de los 40 necesita un control más estricto.

    Pero si estás embarazada, felicidades y disfruta de cada momento, tengas la edad que tengas.

    blog comments powered by Disqus