• 18 Ago 2012
  • Columnistas
  • Visitas: 1875
  • La investigación agrícola en los trópicos

    Víctor Mendoza Andrade

    Víctor Mendoza Andrade

    La zona tropical del planeta, donde se encuentra situado nuestro país, está limitada por los paralelos del Trópico de Cáncer al Norte y al Sur el de Capricornio.

    En esta zona habita la mitad de la población humana, contando con la mayor diversidad ecológica y de especies vegetales. La superficie aprovechable es cinco veces mayor a la utilizada actualmente para la subsistencia del mundo, lo que la vuelve de prioritaria importancia para la solución de los futuros problemas de subsistencia.

    No obstante las ventajas naturales que acabamos de reseñar, tenemos como paradoja  que es la zona en donde se localizan los llamados países subdesarrollados, entre ellos el nuestro.

    Para los países desarrollados, los trópicos constituyen la fuente de la materia prima para la elaboración de sus productos industriales, así como el mercado para  los productos elaborados con las materias primas obtenidas de estas regiones. 

    Las tecnologías desarrolladas para la producción agrícola fuera de la región han sido depredadoras de los recursos naturales y contaminantes, causando una severa degradación ambiental.

    Esto es la consecuencia de considerar que las tecnologías pueden ser aplicadas de la misma manera en cualquier lugar y considerar que los bienes naturales de los trópicos, por su abundancia, son de bajo valor financiero, frente al alto costo de los paquetes tecnológicos elaborados por los países industrializados.

    Esta situación motiva la urgencia de la investigación de alternativas regionales que reconozcan las condiciones ecológicas y capacidad financiera del campesino de los trópicos.

    La revolución agrícola que se inició en el Neolítico estableció sabiamente la relación medio ambiente-planta, este conocimiento permitió a la humanidad organizarse para sobrevivir en la Tierra aprovechando sus recursos de manera sostenible. Con la revolución industrial se inicia la modificación del concepto creando la expectativa de eliminar las limitaciones de producción mediante paquetes tecnológicos de insumos externos.

    El nuevo paradigma tuvo su máxima expresión en la llamada “Revolución Verde” que logró solucionar las necesidades de los países desarrollados al costo de una tecnología que el subdesarrollo no pudo financiar, dando como consecuencia elevados niveles de contaminación del medio ambiente y pobreza, volviendo urgente la investigación, buscando soluciones aplicables evitando la depredación de los trópicos.

    blog comments powered by Disqus