• 09 Oct 2012
  • 1
    Información General
  • Visitas: 1877
  • Una llamada de Chávez a Capriles abre otra etapa

    El Jefe de Estado se comunicó con su contendor, Henrique Capriles, y vía Twitter juntos hicieron un llamado a la unidad nacional mientras que los políticos de varios países de América Latina destacaron la contundente victoria electoral.

    Miles de personas, simpatizantes del oficialismo, celebraron el triunfo electoral del presidente de Venezuela, Hugo Chávez, frente al palacio de Miraflores, en Caracas. Foto: EFE
    Miles de personas, simpatizantes del oficialismo, celebraron el triunfo electoral del presidente de Venezuela, Hugo Chávez, frente al palacio de Miraflores, en Caracas. Foto: EFE

    Redacción Mundo

    Un día después de uno de los comicios presidenciales más reñidos en la historia de Venezuela -y uno con los mayores índices de participación ciudadana (superiores al 80%)- la calma retornó a la República Bolivariana e, inclusive, se dan muestras de una “reconciliación política” entre dos sectores antagónicos en esa nación.

    Después de meses de confrontación en los discursos y de incidentes aislados, una llamada telefónica abre la oportunidad a que las figuras máximas del oficialismo y la oposición se sienten a trabajar en un proyecto común a favor de los 27 millones de venezolanos.

    El presidente reelecto, Hugo Chávez, sorprendió al mundo en horas de la tarde de ayer al anunciar, en su cuenta de Twitter, que había mantenido un diálogo “ameno” con la figura con la que, hacía menos de 24 horas,  disputaba  el inquilinato del Palacio de Miraflores.

    “Créanmelo: he sostenido una amena conversación telefónica con Henrique Capriles !Invito a la Unidad Nacional, respetando nuestras diferencias!”, tuiteó el Primer Mandatario reiterando un llamado que ya había hecho en el “Balcón del Pueblo” una vez que conoció los resultados oficiales de los comicios entregados en horas de la noche del domingo por parte del Consejo Nacional Electoral (CNE).

    En esa alocución, Chávez insistió en que desea que los sectores de oposición se unan en un proyecto común a favor del país, pero dejando de lado el “riego de odio” que ciertas figuras realizan y que, sobre todo, no oculten “los logros que hemos conseguido en el proceso bolivariano”.

    Pero la expectativa fue aún mayor al conocer la respuesta del representante de la Mesa de la Unidad (agrupación que aglutinó a todas las organizaciones de oposición en Venezuela) a través de la misma red social por la cual Chávez había dado la primicia mundial. “Recibí llamada del Presidente Chávez. En nombre de los más de 6.500.000 venezolanos hice un llamado a la unidad del país y el respeto a todos”, dijo Henrique  Capriles en su mensaje redactado también en horas de la tarde de ayer.

    Desde que se dieron estas “declaraciones” oficiales en la red, todo el país comenzó a preguntarse sobre la posibilidad de un diálogo permanente para zanjar resentimientos entre ambos sectores.

    El propio Capriles mencionó el pasado domingo que nunca cerraría las puertas a la oportunidad de conversar para llegar a consensos políticos con el régimen. Esta postura fue celebrada por Chávez, quien consideró que el hecho de que la oposición haya aceptado los resultados del CNE era una señal del “talante democrático” de varias figuras de la Mesa de la Unidad.

    Ahora resta esperar el próximo paso, más aún viendo el panorama a mediano plazo en donde para 2013 se esperan nuevos comicios seccionales en Venezuela. Analistas internacionales prevén que el diálogo de “unidad nacional”  dependerá de si la fuerza que alcanzó a reunir Capriles se mantendrá a su lado una vez que perdió las elecciones el pasado domingo.

    Mientras que, por el lado de la administración de Hugo Chávez, ya empezó el análisis de los resultados de los comicios, en donde más de seis millones de personas -de un universo de 19 millones de empadronados- eligieron a una opción distinta al del abanderado del “socialismo del siglo XXI”.

    Los llamados para alcanzar esa “unidad” no resultan exclusivos de los venezolanos. Una vez conocidos los resultados empezaron las evocaciones internacionales para lograr que se instalen mesas de negociaciones. Una de esas solicitudes provino de José Miguel Inzulsa, secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA).

    9-10-12-mundo-chavez1Manifestó su deseo de que ambos sectores -oposición y oficialismo- lleguen a acuerdos mínimos. “Ojalá el pueblo venezolano, sus fuerzas políticas, su gobierno y su oposición puedan encontrar, a partir de este común propósito democrático, las vías de entendimiento necesarias para conducir a su país por un camino de desarrollo de paz, justicia y seguridad”, afirmó Inzulsa.

    Similares convocatorias fueron realizadas por los gobiernos de la región. Gran parte de los mandatarios de Sudamérica celebraron la “fiesta cívica” vivida en tierra bolivariana el pasado domingo.

    El jefe de Estado ecuatoriano, Rafael Correa, calificó de “maravilloso” el triunfo de la democracia venezolana, pero también arremetió contra ciertos sectores que jugaron con las encuestas políticas para convulsionar el ambiente pacífico del proceso. “Prensa libre e independiente nos hablaba de empate técnico... Prohibido Olvidar!”, redactó Correa en su cuenta de Twitter.

    El presidente de Bolivia, Evo Morales, aseguró que el resultado es el "triunfo" de la Alianza Bolivariana de las Américas (ALBA) y de América Latina. Por su parte el gobierno de Colombia envió el lunes un mensaje de felicitación a Chávez y al pueblo venezolano por su amplia participación, en el que deseó "éxitos en su nuevo período presidencial". Brasil, a través de su ministro de Exteriores, Antonio Patriota, celebró la "transparencia" y la "libertad de los comicios", cuyo resultado fue reconocido "sin cuestionamiento" por la oposición.

    México también saludó la reelección de Chávez y señaló su "disposición a continuar fortaleciendo" las relaciones entre ambos países. En la misma línea, el gobierno de Costa Rica trasladó su "cálido saludo" al pueblo venezolano y manifestó su esperanza de que ambos países mantengan la amistad en sus relaciones bilaterales.

    Mientras que Estados Unidos llamó  a “tomar en cuenta” los más de seis millones de personas que votaron por la oposición en Venezuela, en una primera reacción a las elecciones. “Creemos que las posiciones de los más de seis millones de personas que votaron por la oposición deben ser tenidos en cuenta en el futuro”, dijo  el portavoz para América Latina del Departamento de Estado, William Ostick.

    Los resultados revitalizan el proceso socialista bolivariano

    La distribución electoral y la idiosincrasia siempre han resultado factores determinantes para analizar los resultados electorales en Venezuela. Siendo una nación con 23 estados y un Distrito Metropolitano (Caracas) se pueden encontrar distintas vertientes electorales dependiendo de la geografía y de las costumbres locales.

    No obstante, los resultados del pasado domingo dan muestra del sostenimiento de la imagen de Hugo Chávez y del proceso que lidera. Con el pasar de las horas y de los escrutinios del CNE, los números reflejan una tendencia que, como lo afirmó el propio organismo electoral, es irreversible y da pie a varios análisis políticos.

    Chávez se impone en el 94,19% de las juntas totales válidas escrutadas, con el 54,84% (7’860982 votos) de las voluntades, sobre Capriles que llega al 44,55% (6’386155 sufragios). Según los resultados publicados en la página web del CNE, Chávez obtuvo la victoria en 21 de los 23 estados y en el Distrito Capital.

    En Vargas, Trujillo, Sucre, Portuguesa, Guarico, Delta Amacuro, Cojedes, el reelecto mandatario obtuvo entre el 60% y 70% de respaldo. Mientras que Capriles ganó solo en Táchira y Mérida. En Miranda -estado en el que Capriles fue gobernador hasta principios de este año- se registró el único empate técnico con una estrecha ventaja en favor de Chávez (49,91%) sobre Capriles (49,56%).

    La normativa electoral fue irrespetada en el exterior

    Para las 18:00 (17:30 de Ecuador) el pasado domingo en Venezuela las urnas estaban cerradas, al menos en los recintos en los que ya no había flujo de votantes. La ley electoral de esa nación había fijado el lunes 1 de octubre como el último día para que las encuestadoras presentaran sus informes sobre las tendencias en la votación de presidente, pero esto no fue respetado.

    El sábado, a menos de 24 horas del arranque del proceso, circuló un sondeo que daba como ganador al candidato de la Mesa de la Unidad con un 52% por sobre un 48% que supuestamente apoyaba a Chávez.

    Pero nada de esto fue comparable a lo ocurrido una vez culminado el proceso. En las redes sociales se difundió un “tsunami” de encuestas de diversas fuentes que daba como ganador a uno o a otro, lo que generó incertidumbre y molestia entre los internautas por el irrespeto a la normativa electoral al interior del suelo venezolano.

    Si se hace un recorrido de los resultados entregados por firmas oficiales, el balance resulta preocupante al ver que los resultados que presentaban variaban dependiendo de las intenciones de cada empresa.  

    La encuestadora Datanálisis acertó en la diferencia entre ambos, aunque no en el porcentaje de voto, y GIS XXI, que en uno de los tres escenarios que manejaba -el menos favorable para el gobernante- dio con el resultado, son las que mejor paradas salen.

    Previeron el triunfo de Chávez las firmas IVAD, Hinterlaces, ICS y Consultores 30.11, pero en porcentajes muy superiores a lo que finalmente salieron de las urnas. Las que a su vez previeron el triunfo de Capriles fueron Consultores 21, Predicmática y Datos Interdata, en tanto que Varianzas pronosticó un empate técnico.