• 03 Jul 2012
  • Información General
  • Visitas: 1009
  • Fuerzas navales plantean estrategias contra “narcos”

    Los altos mandos de las Marinas de Ecuador y Colombia se reúnen en el puerto principal con el fin de definir estrategias para combatir el narcotráfico

    Redacción Actualidad

    Con el objetivo de intercambiar experiencias y conocimientos en la lucha contra el narcotráfico, los representantes de la Armada de Ecuador y Colombia se reunieron en Guayaquil para delinear estrategias para combatir este mal.

    La meta es diseñar planes que por seguridad son reservados y no se harán públicos, indicó el almirante Luis Jaramillo, comandante de Operaciones Navales de la Armada ecuatoriana. Sin embargo, la intención es promover el intercambio de experiencia de todos los países para erradicar el narcotráfico.

    “Lo que se tiende es a buscar una fuerza multinacional que pueda contrarrestar este tipo de amenazas, porque esto ya no es problema de una nación, sino de toda la región”, expresó el almirante.

    El oficial reveló que cada país hará su propuesta y luego se consensuará una estrategia conjunta en la lucha contra el narcotráfico: “Estamos reunidos aquí, porque cada uno de los  oficiales de las dos Marinas tienen una serie de inquietudes que serán analizadas para al final tener un argumento especial”.

    El vicealmirante Rodolfo Amaya Kerguelen, comandante de la Fuerza Naval del Pacífico (Colombia), destacó el trabajo de las dos naciones y, sobre todo, lo mucho que puede servir la experiencia colombiana en la lucha contra el narcotráfico.

    “Estamos cortando la capacidad financiera de estos bandidos (…), un kilo de cocaína producido en la selva de Colombia vale mil dólares, ese mismo kilo puesto en la frontera México-EE.UU. cuesta veinticinco mil dólares, y esa misma droga puesta en las calles de Nueva York vale ciento veinticinco mil dólares”, aseguró.

    Por ello apuntan a debilitar el poder económico que tienen las mafias de narcotraficantes, pues, según el representante de la Armada colombiana, “eso les permite a ellos  comprar sociedades, adquirir equipos, cargamentos y manejar poblaciones sometidas por el miedo”.