• 07 Feb 2013
  • Información General
  • Visitas: 1214
  • En Tungurahua iniciará un plan piloto de “voto en casa”

    El CNE ofrece videos, papeletas en braille y taxis para comicios

    El organismo electoral ha desarrollado una serie de herramientas para que las personas con discapacidad puedan sufragar el 17 de febrero. Las Fuerzas Armadas y voluntarios ayudarán a ciudadanos.

     Las plantillas braille fueron impresas por la Federación de Ciegos de Ecuador. Foto: Santiago Aguirre |  El Telégrafo
    Las plantillas braille fueron impresas por la Federación de Ciegos de Ecuador. Foto: Santiago Aguirre | El Telégrafo

    Redacción Actualidad

    “Yo sabré por qué candidato votar, eso me da libertad e independencia, yo mismo pondré mi voto”, dice  Julio Barba, quien sufre de discapacidad visual, lo que no le impedirá sufragar en las elecciones del 17 de febrero. El Consejo Nacional Electoral (CNE) dispuso la elaboración de 5.500 plantillas braille.

    Barba reconoce que el sistema no es nuevo ya que funciona desde hace seis años, pero destaca la libertad y motivación que da a los no videntes. Contó que antes tenía que ir acompañado por alguien, quien al final, votaba por ellos. “A muchas personas, sus familiares les daban votando y lo hacían solo por la necesidad del certificado, no había mayor motivación, ahora, en cambio, yo voto y sé por quién lo hago”, recalca.

    Las plantillas braille se colocan sobre la papeleta original de votación, por lo que el ciudadano podrá leer cada candidatura y asignar su voto. La consejera Roxana Silva informó que se imprimieron 5.500 plantillas que se repartirán en 40.390 juntas receptoras del voto (JRV). El CNE tiene previsto una plantilla por cada 10 juntas.

    El presidente de la JRV, acompañado de un miembro de las Fuerzas Armadas, deberá llevar la papeleta de votación y el padrón electoral a donde se encuentre la persona con discapacidad visual. Las plantillas son de  tamaño A4, en papel bond de 120 gramos y cuentan con espacio suficiente para que ingrese la papeleta.

    El CNE invirtió 11.000 dólares en la producción y entrega de estas herramientas. Pero fue la Fundación de Ciegos de Ecuador la que se encargó de producirlas.
    Luis Narváez, presidente de la Federación, destaca estas acciones. “Vemos que se cumple con las políticas de inclusión de las personas con discapacidad, amparadas en la Constitución y en las normas internacionales”, acotó.

    Silva además comentó que el 17 de febrero se implementarán 1.000 mesas electorales para que ayuden a las personas con discapacidad. “Ahora trabajamos en una política pública para la participación de este colectivo”, aseguró.

    Al mismo tiempo se imprimió un folleto informativo en braille con referencia del reglamento de participación política de las personas con discapacidad.

    Allí se detallan las medidas de acción afirmativa, el voto preferente y el sufragio en casa. Estos instructivos se distribuyen a escala nacional desde hace 15 días con el apoyo de las federaciones de personas con discapacidad, como parte del programa “Vota y participa”. Esta otra herramienta requirió un desembolso de 17.072 dólares.

    Por otro lado, el 19 de enero, el CNE entregó a la Federación de personas sordas el primer video en lenguaje de señas.

    Se repartieron 2.000 discos, los cuales contienen información sobre los comicios.  
    Mientras que el miércoles pasado, el CNE aprobó un proyecto piloto de voto en casa, que beneficiará a 18 personas con discapacidad en Ambato y 5 en Patate.

    La idea es que el organismo electoral lleve una junta receptora del voto hasta las viviendas. Se tratará de un voto móvil, que será transportado por efectivos militares. Este sistema se hará mediante el “Taxi solidario”, vehículos de transporte público que no cobrarán a las personas con discapacidad.

    Silva manifestó que se escogió Ambato y Patate porque es un “proyecto piloto” que buscarán ampliar en las elecciones seccionales de 2014. “Estamos viendo cómo nos sale. Es la primera vez que se haría en el país el proceso de voto en casa, por ello tomamos una muestra pequeña”, indicó.

    La coordinación para llevar a cabo este proceso no se realizó con la Misión Solidaria Manuela Espejo, sino con el Consejo Nacional de Discapacidades (Conadis).

    El CNE aprobó un convenio de taxi solidario, en donde, en el caso de Pichincha las personas con discapacidad que voten no tendrán que pagar por el servicio, siempre y cuando presenten su carné del Conadis. Las federaciones de tunning del Ecuador van a prestar este servicio.   

    Las personas con discapacidad que quieran beneficiarse de este servicio deben llamar al número 150 e inscribirse. Hasta el momento, según Silva, 1.000 ciudadanos se han inscrito. Este servicio también será ofrecido por el Sindicato de Choferes.

    En el proceso electoral, cerca de 200 personas con discapacidad estarán como observadoras en las JRV y además habrá 1.000 jóvenes para asistir a este colectivo. Ellos les acompañarán desde el recinto hasta la urna electoral.