• 12 Abr 2012
  • Guayaquil
  • Visitas: 1138
  • Monte Sinaí, área más vulnerable

    En la presentación de la Agenda Zonal para el Buen Vivir se mostró un avance que determina que dicha zona es la más golpeada por el invierno. En este sitio hace pocos meses se registraron inundaciones y varios deslaves.

    Redacción Guayaquil

    El subsecretario zonal de la Secretaría Nacional de Planificación y Desarrollo (Senplades), Jaime Roca Gutiérrez, presentó la Agenda Zonal para el Buen Vivir que se aplicará en la Zona 8 de Planificación, que abarca los cantones Guayaquil, Durán y Samborondón.

    El funcionario señaló  que esta Agenda Zonal busca mostrar el trabajo realizado durante varios meses por diferentes entidades como la Secretaría Nacional de Gestión de Riesgos (SNGR), la Armada del Ecuador y el Observatorio de Seguridad Ciudadana, en coordinación con la Gobernación del Guayas.

    El libro presentado es un compendio de diagnóstico, propuesta y plan de gestión, realizados por diversas instituciones del Estado y de la sociedad civil,  sobre los diferentes problemas hallados en las citadas ciudades.

    Un punto importante que trata la Agenda Zonal es el que tiene relación con zonas vulnerables o de riesgo de inundarse.

    Sobre este tema, Eduardo Metz, director provincial de la Secretaría Nacional de Gestión de Riesgos, con gráficos y planos de los cantones mencionados, mostró las zonas afectadas por las lluvias durante el primer trimestre de este año y explicó cómo los diferentes organismos de socorro han ayudado a combatir los estragos dejados por la temporada invernal.

    Según el funcionario, la zona más golpeada en la urbe es Monte Sinaí, ubicada en el noroeste.  En este sitio,  afirmó, se registraron en los últimos meses inundaciones y deslaves.

    Por ello, explicó, la SNGR está ejecutando el Proyecto Estratégico Sectorial (PES), que consiste en trasladar las familias asentadas allí a  los planes habitacionales estatales y a otros lugares más seguros.

    Además, Metz acotó que hasta el momento la ayuda brindada a los damnificados -sólo de las parroquias rurales de Guayaquil y el cantón Samborondón- ya sobrepasa los 6.000 kits, que contienen  agua para el consumo humano, raciones alimenticias, implementos de aseo y limpieza, galletas fortificadas y medicinas (la distribución de fármacos fue coordinada por el Ministerio de Salud Pública).

    La SNGR informó que la ayuda futura que se dará a los agricultores se basa en datos recién obtenidos por medio del  censo agrícola realizado por el Magap (Ministerio de Agricultura, Ganadería, Acuacultura y Pesca).

    Los campesinos serán auxiliados con la rehabilitación de sus tierras, muchas de las cuales se perdieron bajo el agua. La asistencia perdurará hasta que  nuevamente vuelvan a producir.

    Por otro lado, el plan define la forma en que el Estado, en base a los artículos 11 y 26 del Código Orgánico de Planificación y Finanzas Públicas, distribuirá a las instituciones públicas. La Senplades destacó que aquello se hará  de una manera adecuada y dependiendo de la población demográfica en el territorio de la Zona 8.

    Asimismo, otro aspecto abordado fue el de la seguridad ciudadana.  La Policía Nacional, por medio de un representante que estuvo en la cita de ayer, se refirió a datos estadísticos de la cantidad de gendarmes distribuidos en la Zona 8 y sobre el número de delitos contra propiedades o personas ocurridos en el 2010. El objetivo de disminuir los índices delictivos.

    Según adelantó  el subsecretario del Senplades, Jaime Roca, este gabinete zonal se volverá a realizar dentro de  60 días para revisar los avances que logren los diferentes actores participantes en los proyectos propuestos en la Agenda Zonal, o si hubo modificaciones importantes.