• 09 Jul 2011
  • 4
    Guayaquil
  • Visitas: 3990
  • Colegios realizan cambios por el nuevo bachillerato

    Rectores y docentes analizan las modificaciones que deberán hacer ahora que el reglamento y la nueva malla fueron publicados.

    Fernanda Carrera Toscano

    Los rectores de planteles particulares y fiscales ya tienen en sus manos la malla curricular del nuevo bachillerato.
    Este documento, en el que constan el número de horas que recibirán los estudiantes desde décimo año, fue publicado en el acuerdo normativo que el Ministerio de Educación expidió la semana pasada.

    El Ministerio de Educación emitió el Acuerdo Ministerial que establece la normativa con la que habrá de funcionar el bachillerato unificado.

    Los jóvenes que hoy cursan el décimo año estudiarán 14 materias del llamado “tronco común” durante los tres años del bachillerato.

    Adicionalmente cada plantel tiene la opción de establecer cinco horas de materias que considere apropiadas. En el último año de bachillerato estudiarán 15 horas de materias optativas.

    Juan Carlos Rodríguez, director provincial de Educación, dice que los procesos de capacitación para el personal docente se están diseñando desde la gerencia del bachillerato.

    Los colegios deben informar a la Dirección en caso de que no cuenten con el número necesario de docentes para impartir las nueve materias que estudiarán los colegiales en décimo año, explica.

    Ahora, con las mallas para el currículo técnico y de ciencias en su poder,  los colegios se encuentran preparando los cambios que deberán implementar para el año lectivo 2013-2014.

    Uno de los planteles que experimentará una transformación drástica en su currículo es el colegio de Bellas Artes.
    “Nuestra malla curricular anterior tenía un carácter idealista de la formación artística, ahora tiene un carácter de emprendimiento”, considera Manuel Torres, rector de la institución.

    Quienes ingresen en el 2012 tendrán que escoger entre tres opciones de especialización: Diseño gráfico, Pintura y Cerámica, y Escutura y Artes gráficas.

    También se implementará el “tronco común” de 13 materias.  Torres dice que con la plantilla de profesores que actualmente mantienen, podrá cubrir esta malla curricular.

    Para la especialización de Diseño gráfico deberán ampliar el laboratorio de computación que tienen.
    Torres sostiene que con la nueva malla los estudiantes deberán formar microempresas para elaborar proyectos financiables.

    Pedro García, profesor del colegio, consideró que esto mermaría la libertad del estudiante como artista.
    “Nos convertiremos en un colegio artesanal que haga trabajos bajo pedido”, señaló el profesor.
    En el colegio  Atti II Pillahuaso también se preparan para los cambios curriculares.

    Miguel Caicedo, rector,  asegura que este plantel cuenta con los profesores necesarios para implementar el bachillerato común. “Cerca de 300 alumnos que hoy están en décimo estudiarán bajo esta modalidad”, dice Caicedo.
    Considera que debe realizarse una capacitación para los maestros sobre el bachillerato unificado.

    La especialización técnica en Comercio y Administración desaparecerá gradualmente del colegio. La promoción que ingresó este año será la última en graduarse.

    Estudiantes de este y otros colegios que hoy cursan el décimo año desconocen los cambios.
    Byron Pinela cree que en el 2012 escogerá la especialización Físico Matemática. En la misma situación están Cristhoper Loor y Ricardo Garreño, que  esperan estudiar Informática.

    Las modificaciones curriculares para colegios como el técnico Ana Paredes de Alfaro apenas serán perceptibles, asegura la rectora Magda Peña. “Desde el 2005 trabajamos con el ‘tronco común’, esperamos capacitarnos en julio”.
    Ana Poveda, alumna del plantel, dice que para ella las materias nuevas de la malla son cuatro: Educación para la ciudadanía, Emprendimiento y Gestión,  Desarrollo del pensamiento filosófico y Educación artística.

    Otros colegios técnicos particulares que son técnicos industriales,  como el Domingo Comín, tendrán que realizar modificaciones, señala el rector Jorge Narea.

    Actualmente la institución ofrece tres bachilleratos técnicos en Electrónica computacional, Industrial y Sistemas eléctricos.

    Los estudiantes de estos planteles recibirán 10 horas adicionales durante primero y segundo año de bachillerato, y 25 en el último año de estudio.

    “Mantendremos la especialización de Sistemas eléctricos y creamos la de Computación”, dice.
    El próximo año contratarán nuevos profesores porque la mayoría pertenecen al área técnica y los necesitarán en menor medida, señala Narea, ya que deberán impartirse las materias del “tronco común”.

    Además de los bachilleratos técnico y en ciencias, se implementará el Sistema de Educación Intercultural Bilingüe.
    Esta malla deberá elaborarla la autoridad educativa nacional.