• 09 Abr 2013
  • Elecciones Venezuela 2013
  • Visitas: 1568
  • El presidente encargado promete respetar los resultados de los comicios

    Venezuela inicia cierre de corta campaña electoral

    Nicolás Maduro y Henrique Capriles,los 2 principales candidatos a suceder al fallecido presidente Hugo Chávez Frías, intensifican sus recorridos por el país, a solo dos días de que culmine la corta contienda

    El presidente encargado de Venezuela y candidato presidencial, Nicolás Maduro (i), durante un acto en San Juan de Los Morros. Foto: EFE
    El presidente encargado de Venezuela y candidato presidencial, Nicolás Maduro (i), durante un acto en San Juan de Los Morros. Foto: EFE

    Agencias PL/AVN

    Caracas.- A dos días del cierre de campaña, una de las más cortas -apenas 10 días-, los candidatos presidenciales de Venezuela intensifican sus recorridos por el país y suben el tono de las acusaciones mutuas.

    En la recta final para las elecciones, que se celebrarán el domingo próximo y en las que se escogerá al sucesor del fallecido presidente Hugo Chávez, los sondeos muestran  una ventaja de diez puntos  del gobernante encargado de Venezuela y candidato a la presidencia, Nicolás Maduro, sobre el opositor Henrique Capriles.

    Tras visitar el fin de semana los estados llaneros de Apure, Guárico y Portuguesa, Maduro, candidato del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) emprendió ayer un recorrido por el Oriente.

    En la séptima jornada de la campaña electoral, Maduro llegó ayer a Monagas donde fue recibido por miles de seguidores, que se apostaron en la avenida Juncal de Maturín (capital de ese estado).

    “Vine a apoyar a Maduro porque, además de ser el elegido sucesor del comandante Chávez, ha demostrado ser un hombre noble que vela por las clases más desprotegidas. Es un hombre que por casi 20 años estuvo al servicio fiel de nuestro líder revolucionario”, dijo a Telesur la monaguense Maritza Reyes.

    A través de su cuenta en Twitter, el candidato socialista anunció que visitaría a sus seguidores en los estados orientales Monagas, Sucre, Nueva Esparta y Anzoátegui.

    El domingo, el aspirante del PSUV juró, con la Constitución en la mano, que respetará los resultados electorales y la decisión del pueblo sea la que fuere. A su vez  exhortó  a su rival,  Capriles, a “que diga si  va a respetar los resultados de la voluntad del pueblo”.

    El sábado, Maduro también denunció que los ex embajadores estadounidenses Roger Noriega y Otto Reich, junto a la derecha salvadoreña, están detrás de una conspiración para asesinarlo y sabotear la red eléctrica del país antes de las elecciones del 14 de abril.

    “Yo no estoy culpando directamente al candidato de la derecha (Capriles), yo soy muy responsable en esto”, aclaró en referencia a su denuncia sobre una conspiración para asesinarlo. Y agregó: “Cuidado, candidato, si está usted metido en esos planes que ellos han coordinado con algunos señoritos que están muy cercanos a usted”.

    Los frecuentes cortes de luz en vastas zonas del país, muchos de los cuales coincidieron con las presentaciones de los dos candidatos, motivaron la semana pasada un debate y la orden pública de Maduro para militarizar las instalaciones de la generadora y distribuidora estatal Corpoelec, cuyo presidente es Argenis Chávez, hermano del fallecido mandatario.

    Por su parte, Capriles, candidato de la derecha por la llamada Mesa de la Unidad Democrática (MUD), visitó ayer los estados Guárico (centro) y Anzoátegui (este). El domingo Capriles hizo una demostración de fuerza en Caracas con un acto multitudinario. Ahí desestimó las denuncias de Maduro sobre un supuesto plan de la derecha salvadoreña para asesinarlo.

    “Ahora anda con la ridiculez que y que alguien va a atentar contra su vida, que vienen unos mercenarios”, comentó Capriles y acto seguido exclamó: “Yo te lo digo desde aquí, Nicolás no seas ridículo chico” y recordó que recientemente Maduro también denunció que querían matarlo a él como líder opositor.

    El Consejo Nacional Electoral (CNE) convocó a elecciones tras la muerte de Chávez -el 5 de marzo-, quien gobernó el país durante 14 años. Unos 18,9 millones de venezolanos están habilitados para sufragar en estos comicios.