• 21 Jul 2012
  • Mundo
  • Visitas: 1513
  • La guerra en Siria causa el éxodo masivo de civiles

    Miles de personas huyen de los combates entre el Ejército sirio y las fuerza rebeldes apoyadas por EE.UU. Hay un millón de desplazados internos y más de 120.000 personas se refugian en Jordania, Líbano, Irak y Turquía.

    Varios iraquíes llegan a Bagdad (Irak) procedentes de Siria.  El Gobierno iraquí pidió a todos sus ciudadanos que regresen al país. Foto: EFE
    Varios iraquíes llegan a Bagdad (Irak) procedentes de Siria. El Gobierno iraquí pidió a todos sus ciudadanos que regresen al país. Foto: EFE

    Agencias EFE/AFP

    Damasco.-

    La guerra interna en Siria recrudeció con una violencia inusitada en las últimas horas y ha causado el éxodo masivo de grandes poblaciones que buscan refugio en países vecinos, incluso algunas naciones con representación diplomática en el país árabe empezaron a evacuar a sus ciudadanos, según Acnur. 

    Entre tanto, aún golpeado por la muerte de su ministro de Defensa, del  viceministro del área y del jefe del Comité de Crisis, en el atentado rebelde contra el edificio de Seguridad Nacional, en Damasco, el régimen sirio organizó ayer funerales  para los tres altos mandos. El jefe de la Seguridad Nacional, Hisham Ijtiar, gravemente herido en el ataque, falleció ayer, anunció la televisión estatal.    

    Según el Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados, unas 30 mil personas atravesaron desde Siria la frontera con Líbano en los últimos dos días, una dramática huida que coincidió con la muerte de 248 sirios ayer, en “el peor balance, para una sola jornada”, en 17 meses de enfrentamientos.

    Algunos de esos desplazados son iraquíes, que habían huido a Siria escapando de la invasión llevada a cabo por Estados Unidos en su país (2003), y ahora lo hacen desde el suburbio de Seida Zeinab, en Damasco, huyendo de la violencia generada por grupos apoyados por Estados Unidos y la OTAN, según el gobierno sirio.

    El Observatorio sirio para los derechos humanos (ONDUS) precisó que los combates continuaron ayer en diversos barrios de Damasco, por el sexto día consecutivo.

    Frente a la ofensiva de los rebeldes, explica la ONG, el Ejército intensificó las operaciones en el centro de la capital para mantener el orden. El Alto comisionado de la ONU para los Refugiados (Acnur), Antonio Guterres,  expresó ayer su preocupación por el creciente número de sirios en fuga a causa de la violencia en el país. “Con la propagación de la violencia, estoy seriamente preocupado por los miles de civiles sirios y refugiados que se vieron forzados a huir de sus casas”, dijo Guterres.

    Según la Acnur, hay 120.000 refugiados sirios en Jordania, Líbano, Irak y Turquía, aunque los gobiernos de estos países hablan de otras cifras. El organismo también estima que al menos un millón de personas están desplazadas dentro de Siria desde el inicio de la revuelta en marzo de 2011, que ha cobrado la vida de 17.000 personas, de acuerdo a organizaciones occidentales.

    Igualmente la oposición habla de que tres generales sirios atravesaron la frontera para refugiarse en Turquía, con lo que se eleva a 24 el número de militares que han desertado durante la crisis. “Diez oficiales, entre ellos un general, atravesaron la frontera la noche pasada (jueves). Y dos generales han atravesado la frontera este viernes”, explicó un funcionario, aunque sin mostrar pruebas.

    Ante la extrema violencia que están adoptando los combates entre el Ejército y la oposición armada siria, algunos países latinoamericanos con representación diplomática en Damasco han iniciado las acciones para evacuar a los más de 3.300 ciudadanos que viven en ese país.

    Brasil es el único país latinoamericano que ha ordenado la salida “temporal” de su personal diplomático, que será trasladado a Beirut. La embajada, que permanecerá abierta por el momento, quedará a cargo de un funcionario, que ofrecerá atención consular. Chile pidió a sus 158 ciudadanos abandonar el país “por razones de seguridad” tras el aumento de “los actos violentos” en los últimos días, por lo que ya tiene preparado un plan de evacuación.

    Argentina ha recibido unas 75 peticiones de ciudadanos que quieren abandonar el país. “Teníamos 250 argentinos (registrados en la embajada de Damasco), de los cuales entre 70 y 75 han respondido afirmativamente en cuanto a la voluntad de salir del país mientras la situación se torne insostenible”, contó Roberto Ahuad, embajador de Buenos Aires en la capital siria.