• 20 Dic 2013
  • Justicia
  • Visitas: 356
  • Es el primer caso que se lleva a la justicia

    Inicia etapa de juzgamiento por presunto delito de odio

    En la audiencia preparatoria de juicio, la fiscal expuso los vejámenes que habría sufrido la víctima en la Escuela Superior Militar, por parte del procesado.

    Instantes previos a la audiencia de juzgamiento que se desarrolla en Quito. Foto: Cortesía
    Instantes previos a la audiencia de juzgamiento que se desarrolla en Quito. Foto: Cortesía

    La audiencia de juzgamiento contra el teniente del Ejército F.E., por el presunto delito de odio racial, continúa en el Tribunal Séptimo de Garantías Penales en Quito.

    En la audiencia, que inició el miércoles anterior, están citados 73 testigos de la Fiscalía, mientras que la defensa particular presentó sus argumentaciones ante el Tribunal presidido por Luis Fuentes.

    Este es el primer caso de delito de odio que se lleva ante la justicia por gestión de la Fiscalía.

    En la etapa de juicio, la fiscal del caso, Gina Gómez De la Torre, busca demostrar que Michael Arce, afrodescendiente de 26 años, fue víctima de maltrato físico y psicológico cuando era estudiante de la Escuela Superior Militar, en 2011, pues su afán era ser oficial del Ejército.

    Según el dictamen fiscal, la víctima tenía más horas de guardia que el resto de sus compañeros, no le permitían dormir las horas adecuadas, no le proporcionaban los mismos alimentos que recibían los otros cadetes y era objeto de insultos que hacían alusión a su origen étnico. Esta situación obligó al estudiante a pedir la baja.