• 27 Abr 2012
  • Justicia
  • Visitas: 3613
  • Empieza juzgamiento de la banda conocida como “Mama Lucha”

    La audiencia durará hasta el domingo, bajo el resguardo de más de 200 policías. 27 presuntos delincuentes son procesados por el delito de asociación ilícita. Operaban en Quito y en el Valle de Los Chillos.

     Al ingresar al Palacio de Justicia, miembros de la familia Endara gritaban su inocencia
    Al ingresar al Palacio de Justicia, miembros de la familia Endara gritaban su inocencia

    Redacción Judicial

    “Los Endara somos inocentes, la Policía nos persigue”, gritó ayer ante la prensa una de las 27 presuntas integrantes de las bandas más grandes y peligrosas de Quito, al ingresar al Palacio de Justicia para la audiencia de juzgamiento por el delito de asociación ilícita dentro del caso denominado “Avalancha”.

    “No somos ladrones”, gritó otra detenida. Junto a los presuntos cómplices, ella llegó a la audiencia en medio de un impresionante operativo policial que contó con más de 200 miembros del GIR, GOE y Grupo de Inteligencia Multidisciplinario,  vestidos con uniformes y de civil.

    Pese a que la audiencia era oral y pública, la titular del Tribunal Séptimo de Garantías Penales, Elizabeth Martínez, prohibió el ingreso de la prensa y de toda persona ajena al proceso al Auditorio del Palacio de Justicia de Quito porque la sala de audiencias del Tribunal Séptimo quedó pequeña para albergar a 27 procesados, 150 testigos, jueces, fiscales, delegados de los Ministerios del Interior y de Justicia, abogados de las partes y miembros policiales que custodiaban a los detenidos.     

    Pasadas las 13:00 recién se instaló la audiencia, la cual durará hasta el domingo. Martínez empezó por confirmar la inexistencia de vicios legales que invalidaran el proceso, tras lo cual inició su intervención el fiscal de la causa, José Luis Jaramillo.

    Este caso se remonta al 12 de marzo pasado, cuando la Policía y la Fiscalía, tras una investigación, ejecutaron el operativo “Avalancha” en los barrios La Colmena, La Libertad y El Panecillo. Se allanaron 36 viviendas que guardaban objetos robados y se detuvo a los cabecillas e integrantes de las bandas “Mama Lucha” y “María Luisa”.  

    Entre esos detenidos constan: María Eufracia Flores Endara, Jaime Sánchez Endara, Byron Sánchez Endara, Luis Díaz Endara, Martha Palacios Endara, Jenny Muñoz Estrada, Patricia Palacios Robles, Jorge Palacios Arboleda, Ángel Álvarez Palacios, Juan Carlos Palacios Moncayo, Rubén Cárdenas Herrera, Hilda Arboleda Carpio, Cristian Paredes Ortiz, Carlos Aldaz Flores, Margarita Aldaz Flores, Myriam Aldaz Flores, Carlos Torres Aldaz, Hilda Tello Velasteguí, Oswaldo Flores Quiroz, Darwin Astudillo Acurio, Mike Castro Parada, Diego Beltrán Rojas, Luis Ramón Ambuludi, Luis Arroyo Ordóñez y Mario Almachi.

    La instrucción fiscal duró 20 días, dentro de la cual se incorporaron elementos de prueba como el reconocimiento de las evidencias decomisadas, pericias técnicas que sirvieron para conseguir información en torno a la banda y sus delitos, análisis de vínculos y relaciones entre los integrantes, además  se receptó la versión de los procesados.

    Tras concluir la etapa de instrucción fiscal, Jaramillo solicitó al juez aplicar el procedimiento abreviado, lo que fue aceptado tomando en cuenta el volumen de información y de procesados.

    “Libertad para la familia Palacios Endara”, “La familia Aldaz no somos banda delictiva”, decían dos de los carteles que mostraban allegados a los detenidos, quienes se ubicaron en los exteriores del Palacio de Justicia. Por medio de consignas aseguraban ser comerciantes honrados de los mercados de San Roque, El Camal, Quitumbe, Chiriacu, etc.

    Los Endara acusan de los delitos a los “María Luisa”, mientras que los aludidos aseguraban que los delincuentes son los “Mama Lucha”. Sin embargo, la Policía y la Fiscalía creen que son una misma organización criminal, conformada por más de 100 personas con vínculos de parentesco y de amistad.