• 08 Nov 2012
  • Justicia
  • Visitas: 2194
  • Video cambia las versiones en caso de hincha muerto

    El abogado de la familia de la víctima publicó una grabación que muestra los minutos posteriores al homicidio de George Murillo y que evidencia el supuesto mal accionar de los agentes.

    La gráfica muestra parte del  video en el que discrepan los hinchas y policías en el Puente de la Unidad Nacional. Foto: Tomado de la televisón
    La gráfica muestra parte del video en el que discrepan los hinchas y policías en el Puente de la Unidad Nacional. Foto: Tomado de la televisón

    Redacción Judicial

    Paciencia a la ciudadanía y esperar los resultados de las investigaciones que se encuentran a cargo de la Fiscalía, antes de realizar juicios de valor que afecten a la institución, pidió ayer la Policía, mediante un comunicado, en el que también señaló comprometerse a colaborar con las indagaciones para que se esclarezca el crimen de George Michael Murillo León, de 20 años, suscitado el domingo anterior en el puente de la Unidad Nacional.

    En ese sentido, agregó en el oficio, que si es el caso, bajo ningún concepto la institución encubrirá a ningún miembro policial que esté involucrado en el suceso que ha causado conmoción en la ciudadanía, y sobre todo, en las hinchadas de Barcelona y Emelec.

    Lo manifestado por la Policía se conoció inmediatamente después de que Héctor Vanegas, abogado de la familia del joven fallecido, mostrara un video en el que se evidencia a varios miembros policiales arremeter contra los hinchas de Barcelona, incluso apuntarlos con sus pistolas de dotación.

    Juan Preciado Alvarado, amigo de la víctima y quien estuvo presente en los momentos en que Murillo fue baleado, indicó categóricamente que Byron Velásquez Briones, alias “Lagartija”, no fue quien detonó el arma de fuego y que si lo inculpó en primera instancia fue por presión de la Policía, en instantes que daba su versión ante los agentes.

    Otro testigo, un menor de edad, aseguró que quien disparó contra Murillo no fue “Lagartija”, quien continúa retenido en la Penitenciaría del Litoral, con orden de prisión preventiva.

    Preciado hizo esta revelación en compañía de Vanegas, quien señaló que el video, que dura dos minutos, aproximadamente, y que fue difundido por un noticiero de televisión, muestra que los policías fueron los que usaron indiscriminadamente sus armas de dotación contra los civiles y alteraron la escena del crimen al recoger los casquillos (vainas) del pavimento, cuando es una labor exclusiva de los peritos de la Unidad de Criminalística.

    En las imágenes del video se observa a un hincha, luego de ver el cuerpo de Murillo agonizar sobre la calzada del Puente de la Unidad Nacional, que le grita a un policía: ¡Malditos, ustedes lo mataron¡ ¡Ustedes lo mataron! En medio del reclamo de los hinchas, uno de los agentes guarda su arma en la funda.

    Los agentes de Criminalística revisaron el martes último la escena del crimen en busca del proyectil que mató a Murillo y así confirmar de qué arma provino. No obstante, eso no ocurrió. El problema es que la herida en la cabeza de Murillo fue de entrada y salida, por lo que la bala podría estar entre las que recogieron los uniformados.

    La publicación del video, junto con los nuevos testimonios, ha generado una ola de comentarios en las redes sociales,  en las que critican el accionar policial y exigen, a su vez, la liberación de Velásquez, quien no habría participado en el hecho de sangre.

    Al referirse a este tema, Preciado aseguró que los emelecistas no se enfrentaron con los barcelonistas, y que siempre se mantuvieron alejados, inclusive, en los instantes del tiroteo, que terminó con la vida de Murillo, los hinchas “azules” ya se habían retirado.

    El martes, en la tarde, Murillo, conocido por sus amigos y allegados como “Arenita”, fue sepultado en el Cementerio General de Durán, después de que los deudos recibieran la visita de Antonio Noboa, presidente de Barcelona, y Dalton Narváez, alcalde de Durán.

    El día anterior había acudido la gobernadora de la provincia, Viviana Bonilla, y el jefe de la Policía Judicial del Guayas, Marcelo Tobar.