• 15:13 · 19 Oct 2012
  • Quito
  • Visitas: 1953
  • Harvard entrega estudio sobre impacto urbano de metro de Quito

    El estudio, según el Municipio de Quito, permite además conocer los beneficios que para el desarrollo de la ciudad traerá el proyecto Metro de Quito en el ámbito de la movilidad, de integración, turismo, comercio, educación y otros sectores.

    Felipe Correa,  miembro del Programa de Urbanismo de la Universidad de Harvard (i) y el vicealcalde de Quito, Jorge Albán.
    Felipe Correa, miembro del Programa de Urbanismo de la Universidad de Harvard (i) y el vicealcalde de Quito, Jorge Albán.

    Felipe Correa, quiteño y docente miembro del Programa de Urbanismo de la Universidad de Harvard de los EE.UU., entregó hoy al vicealcalde de Quito, Jorge Albán, el estudio de Impacto Urbano que generará el proyecto del Metro de Quito que estaría listo en 2015.

    Correa, durante el acto que se realizó en el Centro de Convenciones Eugenio Espejo, señaló que este estudio trata de demostrar que el Metro de Quito será un elemento clave para el desarrollo de la ciudad y para el peatón que retomará su importancia dentro de la urbe.

    "El Metro de Quito generará otros proyectos adicionales que darán una mueva imagen urbanista a la ciudad. Devolverá a las quebradas su valor como espacio público, ya que se ha demostrado que estos proyectos solucionan el transporte y redefinen una nueva estructura de la ciudades", dijo el catedrático, que indicó que este estudio se realizó durante un año con el apoyo de Harvard y el Cabildo.

    El estudio, según el Municipio, permite además conocer los beneficios que para el desarrollo de la ciudad traerá el proyecto Metro de Quito en el ámbito de la movilidad de amplios sectores ciudadanos, de integración, turismo, comercio, educación y otros sectores que se verán directa e indirectamente involucrados en el proceso de construcción y operación.

    "Quito es una ciudad con un alto dinamismo y debe continuar su modernización. El estudio de Harvard demostró que el Metro de Quito será un elemento clave para el desarrollo de la ciudad. La puntualidad, rapidez y eficiencia de este proyecto cambiarán la movilidad y productividad de Quito a pesar que ha tenido bastantes detractores, se ha comprobado que es una solución", dijo Albán.

    El estudio que explora la extensa transformación urbanística que acompañará a la Primera Línea del metro fue liderado por el Programa de Urbanismo de la Universidad de Harvard y está compendiado en el libro denominado “Una Línea en Los Andes".

    Albán indicó además que este estudio complementa los once estudios de soporte realizados por el Metro de Quito desde el año 2010, que sustentan los diseños y estudios de ingeniería definitivos entregados por Metro de Madrid en los últimos meses y que dieron paso al proceso de Licitación de Fase 1.

    Para esta primera fase se invertirán $64, 8 millones, y según el Municipio, la obra deberá arrancar el próximo noviembre. "La construcción de esta primera fase comprende dos estaciones en el sur y el norte de la capital. Para esto, se construirán instalaciones subterráneas y de superficie para el intercambio de sistemas de transporte", señaló la alcaldía, a través de un comunicado.

    La primera línea tendrá 23 km y se prevé que esté lista en 2015, cubriendo los puntos de demanda más sensibles y articulando corredores viales ya existentes en Quito, en donde existen 2,5 millones de habitantes, según el último censo del 2010.

    La paradas del Metro Q estarán situadas en La Magdalena y El Labrador. Sobre la base de estos estudios, la ciudad convocará en el mes de noviembre a la licitación de la fase 2 que comprende la construcción del túnel de 22 km, las demás estaciones, instalaciones y el material móvil o trenes.