• 11:14 · 15 Ago 2012
  • Información General
  • Visitas: 4956
  • Gabriela Pazmiño reconoció que autorizó a Diario El Universo utilizar fotos

    Gabriela Pazmiño, esposa de Dalo Bucaram, dijo estar preocupada por las acciones legales emprendidas por el Mies. Foto: Xavier Letamendi / El Telégrafo
    Gabriela Pazmiño, esposa de Dalo Bucaram, dijo estar preocupada por las acciones legales emprendidas por el Mies. Foto: Xavier Letamendi / El Telégrafo

    El asambleísta roldosista Dalo Bucaram y su esposa, la legisladora y animadora de televisión, Gabriela Pazmiño, señalaron esta mañana su preocupación por las aciones emprendidas por el Ministerio de Inclusión Económica y Social (MIES). Pazmiño señaló que había autorizado que Diario El Universo utilizara la foto de sus hijos.

    La presentadora de televisión explicó que las fotografías de sus hijos con el Presidente sirven para demostrar el pacto que, según dice, hubo entre la familia Bucaram y el Primer Mandatario.

    "No te metas con mis hijos Correa, tendrás que matarme. Será tu vida o la mía", amenazó Dalo Bucaram al Presidente de la República, Rafael Correa.

    Bucaram denunció que el acuerdo incluía que supuestamente el Gobierno ordene a la Corte Constitucional anular el juicio contra Abdalá Bucaram.

    "Viajaremos a la CIDH como padres para hacer conocer la violación a los derechos de nuestros hijos", afirmó el legislador roldosista.

    El viceministro Álvaro Sáenz presentó ayer una denuncia contra Bucaram Pulley por permitir el uso de sus hijos, en una imagen en la que aparecen en compañía del presidente Correa y que fue publicada por diario El Universo el domingo pasado.

    La acusación presentada por la cartera de Estado se basa en el artículo 46, numerales 4 y 7 de la Constitución y en los artículos 50, 51 y 52 del Código de la Niñez y Adolescencia.

    El viceministro Sáenz recalca que tanto el medio de comunicación como los progenitores irrespetaron los derechos de los niños, relacionados con su imagen e integridad, permitiendo la publicación de la fotografía de manera irresponsable.