• 28 Jul 2012
  • Columnistas
  • Visitas: 5364
  • Ecuador desde afuera

    Juan Carlos Morales

    Juan Carlos Morales

    En estos días se presentó el documental “Ecuador desde afuera”, una mirada de cómo una parte del mundo analiza nuestro proceso político. Es curioso, mientras algunos articulistas locales (¿habrá que llamarlos criollos, en el sentido colonial?) sufren aún a una “banana republic”, Noam Chomsky -el lingüista y activista político- habla en buenos términos del País de Manuelito.

    El filósofo francés Edgar Morin, autor del  libro “La vía para el futuro de la humanidad”, aprecia la simbiosis de las diversas culturas como proyecto interesante de Ecuador. No tiene ningún empacho en decir que tomó la idea del “buen vivir” para que -ojalá algún día- pueda ser aplicada en Francia y en el mundo. Todo bonachón, dice que el Ecuador es su inspiración. Lo propio hace el político francés Jean-Luc Mélenchon, quien, también sin ambages, señala que tomó el nombre de la “revolución ciudadana” como una alternativa válida. Dice que esa será la revolución del siglo XXI.

    Este trabajo -que se lo puede apreciar en www.enelojofilms.com)- también refiere a ese documental que debería ser mirado por todos quienes aún creen que desde América Latina, como sucedió en los sesenta, no se puede dar clases al mundo. Es “Deudocracia”, de Grecia y, por si acaso, sin ningún patrocinio ecuatoriano y libre en YouTube.

    El audiovisual refiere la apreciación de Jayati Ghosh, de la India: Tenemos a un pequeño país, de apenas 14 millones de habitantes, que parece no tener mucho que ofrecer, pero su enfoque de transformación -entre gente y naturaleza y no únicamente finanzas y capital- es algo que otros países deberían tomar en cuenta.

    Ignacio Ramonet cree que Ecuador está dando un ejemplo de una batalla total, donde la dimensión ecológica, social, política y mediática está articulada en un proyecto revolucionario, donde al fin el país esté de pie, porque antes estaba de cabeza.

    Hay muchas voces en el documental, desde Mark Weisbrot, desde Washington y articulista prestigioso, hasta las cifras que muestra la Cepal, en Chile, por medio de Alicia Bárcena. El primero dice que lo importante es el gasto en el sector público, salud y educación, mientras el organismo muestra cifras que revelan a un país en crecimiento. Hasta los periodistas colombianos destacan los cambios en las carreteras y comparan las maltrechas vías de Nariño.

    Lo interesante es cómo ciertos extranjeros nos miran, porque algunos analistas de acá aún parecen tener la mirada del país indolente, tal como los viajeros que llegaron en el siglo XIX. Hay que mirar este documental ahora que los banqueros andan por el barrio.

    blog comments powered by Disqus