• 18 Jul 2012
  • Sociedad
  • Visitas: 2052
  • El mundo trans en una encuesta

    La investigación, realizada por la Asociación Silueta X, dibuja un panorama de exclusión educativa, familiar y laboral. Una de cada dos encuestadas asegura que su familia incluso llegó a botarla de su casa por ser trans.

    El mundo trans en una encuesta.
    El mundo trans en una encuesta.

    Redacción Sociedad

    “En las peluquerías nos dan trabajo y es allí donde podemos arreglarnos y vestirnos como mujeres sin que nadie nos diga nada”. Estas son las palabras de una trans femenina que vive en la Costa ecuatoriana, una de las 759 personas que participó en el estudio realizado por la Asociación Silueta X para conocer cuáles son los factores que inciden en los contagios de VIH-Sida.

    El 90% de las encuestadas asegura que ha sufrido algún tipo de discriminación por su identificación femenina. El psicólogo Ramón Aranguren presentó ayer los resultados de esta investigación en el auditorio de Psicología de la Universidad de Guayaquil. Éstos describen un panorama de incomprensión, deserción escolar y miedos.

    Una de cada dos participantes contó que su familia reaccionó de forma negativa cuando le dijeron que eran trans: “Llegando incluso a expulsarlas de la casa o forzándolas a tener una doble vida”, detalla la investigación, aunque las madres siempre han sido las más receptivas ante sus decisiones.

    La principal dificultad que encuentran al momento de estudiar es que no se les permite acceder al sistema educativo vestidas de mujer, aunque la Constitución en su artículo 83.14 establece que es deber y obligación de todos los ecuatorianos respetar la identidad de género de los y las ciudadanas.

    El 70% de las trans femeninas continuaría estudiando si pudiera, ya que más de la mitad no ha terminado el bachillerato; el 6% tiene estudios universitarios y un 11% no ha recibido ningún tipo de preparación académica.

    El acceso a la salud, aunque existe la infraestructura, está marcado por los tratos que ellas juzgan inapropiados por parte del personal y también por las burlas de los pacientes.

    Un 34% de las participantes en la muestra reconoce haber realizado algún tipo de trabajo sexual, principalmente porque fueron expulsadas de sus hogares al revelar su identidad, y después encontraron dificultades para acceder a otro trabajo que no fuera ese.

    El 73% de las trans ha recibido educación sexual en alguna fundación y el 47% en los servicios de salud pública. Solo el 12% aprendió sobre el tema en la escuela.

    El 53% afirma utilizar siempre el preservativo en sus relaciones sexuales. Solo el 3.3% de las participantes afirma ser portadora del virus del VIH, sin embargo, el 43% no se ha realizado una prueba para confirmar el contagio porque tienen miedo o viven una relación sentimental estable y no lo consideran pertinente. 

    Sin embargo, Guayas, la provincia donde se registra a nivel general el mayor número de personas viviendo con VIH, reporta el menor porcentaje de uso del preservativo (el 48% de las entrevistadas lo usa siempre). “Vemos que existe una exclusión del sistema educativo y de empleo, considero que este estudio cualitativo y cuantitativo podría ayudar a establecer qué leyes y políticas podrían generarse para la inclusión de la población trans”, señala Diane Rodríguez durante la presentación de la investigación.  

    Al auditorio de la Facultad de Psicología asistieron representantes del Ministerio de Salud Pública, de la Prefectura del Guayas y decenas de estudiantes universitarios.

    ver cuadro

    Etiquetas:

    encuesta, mundo trans