• 16 Abr 2012
  • Sociedad
  • Visitas: 8372
  • Ecuador cumple objetivos del milenio de la ONU a buen ritmo antes de 2015

    La reducción de la pobreza es uno de los logros más destacados desde el 2000 a la fecha. La inclusión femenina en la educación también registra avances considerables así como la baja mortalidad infantil.

    Inclusión educativa, meta con buen saldo. En la foto, alumnos del colegio Mejía de Quito. Foto: Alejandro Reinoso |  El Telégrafo
    Inclusión educativa, meta con buen saldo. En la foto, alumnos del colegio Mejía de Quito. Foto: Alejandro Reinoso | El Telégrafo

    Redacción Sociedad

    Los ocho Objetivos del Milenio de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) se cumplen en Ecuador dentro del plazo establecido.

    Los informes del Ministerio Coordinador de Desarrollo Social y las estadísticas del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INEC) son la evidencia de que el país ha priorizado el desarrollo social, para cumplir y de ser posible superar  las sugerencias de la ONU.

    En el año 2000, 193 países  acordaron que hasta 2015 debían cumplir con ocho propósitos básicos de desarrollo humano. Durante la rendición de cuentas 2011, la ministra coordinadora de Desarrollo Social, Doris Soliz, aseguró que Ecuador ha superado algunos de los objetivos.

    El primero era reducir a la mitad el porcentaje de personas cuyos ingresos fueran inferiores a 1 dólar por día. Pedro Montalvo, viceministro de Desarrollo Social, recordó que en 2000 la pobreza era del 64% y que al 2011 ese porcentaje bajó al 28%, lo que significa que 3’900.000 personas salieron de la indigencia.

    Este logro, explicó el funcionario, ha sido uno de los más destacados en los últimos 5 años, ya que “el Ecuador se encuentra entre los países de mayor crecimiento económico de América Latina”.  El segundo objetivo del milenio busca que los niños completen la educación básica de 10 años. 

    Un informe del Ministerio Coordinador de Desarrollo Social concluye que esta meta se encuentra “en la ruta adecuada”. De hecho, el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INEC) observó en 2010 que Galápagos y Pichincha son las provincias que tienen analfabetismo inferior al 4%, el resto está en proceso de reducción y no hay zonas que registren incremento del problema.

    Otro de los objetivos es promover la igualdad de género y autonomía de las mujeres, lo que entre otras cosas significa mantener un porcentaje similar de matrícula entre hombres y mujeres y lograr que accedan a la instrucción superior.

    Las estadísticas del INEC muestran que en 2006 un total de 180.305 hombres y 213.703 mujeres asistieron a la universidad. En 2011 la asistencia de mujeres en los centros de instrucción superior subió a 289.636, mientras que la de los hombres fue de 241.214.

    Hasta 2010, según el INEC,  Esmeraldas, Zamora Chinchipe y Santo Domingo de los Tsáchilas fueron las provincias con mayor tasa de asistencia de mujeres a la universidad que los hombres.

    El cuarto objetivo planteado por la ONU es reducir la mortalidad de niños y niñas menores de 5 años. El viceministro Montalvo, explicó que para ejecutar esta meta el país ha realizado una fuerte inversión  en el área de salud.

    Las cifras son contundentes. En el campo de la salud el porcentaje en el Producto Interno Bruto pasó del 0,6% en el 2000 al 2,2% en 2010.

    Según Montalvo, este monto representa unos 880 millones de dólares para atención prioritaria a menores de edad y mujeres embarazadas. Esta meta está relacionada con el objetivo 6 que busca reducir la mortalidad materna en las tres cuartas partes.