• 26 Feb 2012
  • 36
    Editoriales
  • Visitas: 1662
  • ¿Quién ha dicho que los periódicos son sinónimo de nación?

    Hay euforia y hasta regocijo. Como los periódicos del “mundo” se solidarizan con El Universo y un “pésimo” periodista como Emilio Palacio, los editorialistas, analistas, “críticos” y entrevistadores criollos hacen teorías y hasta paradigmas bajo el siguiente esquema: “las naciones del mundo” critican al presidente de Ecuador, Rafael Correa Delgado. Conste que el adjetivo pésimo lo puso el representante de Reporteros sin Fronteras en nuestro país.

    Esa autorrepresentación que se dan los diarios como voceros de naciones, pueblos y repúblicas corresponde a una concepción de la realidad que olvida y desconoce a la gente, las instituciones y a las autoridades legítimas y legales.

    Los periódicos no representamos a la sociedad, no somos sus portavoces y menos los reemplazamos. Somos los mediadores por excelencia, pero ya menos. Ahora la ciudadanía se comunica horizontalmente con sus autoridades y con otros actores políticos.

    Entonces, no puede haber regocijo porque los periódicos critiquen a Correa. Al contrario, obliga a cualquier mente crítica e inteligente a pensar si lo que revela ese regocijo es un complejo de inferioridad frente a la realidad.

    Lo mismo pasa con los ex presidentes que exigen libertad de expresión y condenan la sentencia contra el diario El Universo. A ellos ahora les preocupa algo de lo cual no pueden dar lecciones y mucho menos entender nuestra realidad. Ellos administraron la peor era, la neoliberal, y son, en parte, responsables de la pobreza de nuestras naciones. Basta revisar la lista de los firmantes de un comunicado, que parece escrito por Osvaldo Hurtado o por Joffre Campaña.

    Los “otros medios”, los que ahora son la mayoría, los que usan las nuevas generaciones, expresan otras posturas, opiniones y hasta relatos. En casi todos ellos hay criticidad, pero jamás entrega y menos aún sumisión a diarios y ex presidentes.

    blog comments powered by Disqus