• 15 Ene 2012
  • Quito
  • Visitas: 2168
  • Estos quindes prefieren posar antes que volar

    Una muestra de arte urbano colorea el norte de la ciudad desde noviembre. Turistas locales y extranjeros disfrutan de un nuevo punto de atracción en la capital.

    Pintores consagrados y colectivos de artistas elaboraron y decoraron 63 esculturas de 1,7 metros de alto,  con diferentes estilos y mensajes de conservación el ave de la ciudad. Foto: Alejandro Reinoso | El Telégrafo
    Pintores consagrados y colectivos de artistas elaboraron y decoraron 63 esculturas de 1,7 metros de alto, con diferentes estilos y mensajes de conservación el ave de la ciudad. Foto: Alejandro Reinoso | El Telégrafo

    Redacción Quito

    “No son solo pájaros, son colibríes, mijo”, dijo Gabriela a su hijo Lucas, de 6 años, mientras se abrían camino entre las esculturas. Parejas, familias, niños y demás peatones que circulan por la avenida Naciones Unidas (norte)  detienen el paso para observar el jardín de colibríes y tomar fotos, incluso desde los vehículos.

    Los ciclistas también se pasean entre las aves posadas sobre un pedestal de piedra, que simula ser la flor de la chuquiragua. Los quindes parecen volar hacia el Pichincha. Se trata de la muestra de arte urbano “Quito Jardín de Quindes”, que desde el 30 de noviembre ha cambiado la imagen de la avenida Naciones Unidas.

    Como Gabriela y Lucas, muchos se detienen ante un quinde que lleva inscrito un verso del poema “Cuaderno del paracaidista”, de Jorge Carrera Andrade: “Solo encontré dos pájaros y el viento / las nubes con sus mapas enrollados / y unas flores de uno que se abrían / buscándome durante el vertical viaje celeste”.

    Susana, de 38 años, pasa diariamente por ahí. Pero desde hace cerca de un mes, su trayecto es distinto. Ella dice que las esculturas “embellecen la ciudad y hacen más amigable ese lado de La Carolina”. Y es que muchos peatones ahora prefieren caminar por el costado norte del parque y ver la muestra, en lugar de pasar por los bancos y almacenes de la otra vereda. Además, la vigilancia policial constante y la iluminación hacen de este un rincón seguro y atractivo, en especial por las noches.

    15-1-12-quito-jardin-de-quindesEl quinde es una especie única de América y se ha convertido en un símbolo del Ecuador, además, es protagonista de varias piezas musicales y poéticas de la cultura ecuatoriana. Carrera Andrade condensó en un micrograma el espíritu de este ave: /El colibrí/ aguja tornasol /pespuntes de luz rosada/ da en el tallo temblón /con la hebra de azúcar / que saca de la flor/. Cuando Susana se cruzó en el camino de Lucas, pronunció la palabra quinde. Gabriela tomó la mano de su confundido hijo y le explicó que a los colibríes también se los llama así: “quinde viene del quichua ‘quindi’, que significa pájaro”, dijo.

    Los niños y niñas se detienen para tocarlos y piden a sus padres que les lean el título de la obra y el nombre del artista. Para ellos, las piletas, que complementan el jardín del bulevar, son parte de la distracción.

    A pesar del tráfico, sobre todo en diciembre, por los centros comerciales ubicados a lo largo de la avenida con los grandes eucaliptos del parque La Carolina, las piletas y el cielo azul de Quito, el jardín de los quindes  es un lugar para que los quiteños y los turistas disfruten la ciudad.

    Por su significado, el Municipio de Quito inauguró esta exposición de 63 quindes que permanecerá abierta hasta   febrero de 2012 en el bulevar de la avenida. Luego se distribuirán a las  parroquias del Distrito. Las esculturas miden 1,7 m y muestran al ave andina con sus alas extendidas y posada sobre su huevo. Fueron creadas por Nixon Córdova en un solo formato  y han sido pintadas por 63 artistas plásticos con diferentes técnicas, como goteo, puntillismo, aerografía, acrílico y esmalte, o con aerosoles. Cada uno lleva una historia en sus plumas.

    Pintores y escultores

    Miguel Betancourt, José Miguel Ayala, Camila Villacís, Hugo Proaño, María Alexandra Miller, Juan Manuel Carrión, Ricardo Dávila, Xavier Calderón, David Santillán, Ana Fernández, Eugenio León, Asociación Cultural HIP-HOP “Lado Sur”, Colectivo Mujeres Escritoras y muchos otros participaron en esta muestra.

    Palabras como Libertad, Magia, Fractal, Flores y Encanto, le dan nombre a cada figura que representa algo característico de la capital como el cielo, las iglesias, las flores, la gente, etc. En la placa que tiene cada obra se lee: “En la delicadeza de sus formas y en la intensidad de su vuelo se refleja nuestro Quito”.

    En la zona, que comprende el trayecto entre la avenida de los Shyris y la calle Japón, también fue habilitada una parada de buses turísticos.