• 02 Ene 2012
  • Información General
  • Visitas: 3232
  • Arroz en cáscara tuvo un precio histórico en 2011

    El producto llegó a ubicarse hasta en $ 36 por la saca de 200 libras. Prevén que para este año la producción aumente en el país y por ello piden que se faciliten las medidas para exportar el alimento.

    La industria arrocera invirtió este año con mayor fuerza en tecnología moderna para aumentar la capacidad de proceso de las piladoras.
    La industria arrocera invirtió este año con mayor fuerza en tecnología moderna para aumentar la capacidad de proceso de las piladoras.

    Redacción Economía

    La industria arrocera del país, pese a las plagas que azotaron en 2011 al sector,  mantuvo su nivel de producción en alrededor de 800.000 toneladas métricas -similar al 2010- y reportó precios históricos de la gramínea en cáscara que llegó hasta 36 dólares el saco. Además, en cuanto a equipamiento, aumentó en un 10% su capacidad tecnológica en sus plantas.

    Rosa Lema, presidenta de la Corporación de Industriales Arroceros de Ecuador (Corpcom), señaló que  tanto la cosecha de invierno (abril ) como la veranera (septiembre de 2011), no llenaron las expectativas del sector. Explicó que normalmente la cosecha de invierno deja un excedente de producción sobre las 150.000 toneladas métricas y este año solo fue de 30.000, debido a la ausencia de lluvias en el mes de febrero-marzo, lo que ocasionó pérdidas a los productores.

    En lo concerniente a la cosecha veranera, aún no concluye; pero fue diezmada por la presencia de plagas como los  caracoles y la cinta blanca en las plantaciones.

    Lema manifestó que lo que ayudó a no tener un déficit en el mercado interno que consume alrededor de 45.000 toneladas mensuales de arroz, es que este año en algunas zonas de producción, especialmente las que tienen riego,  la productividad ha aumentado. “Ayudó como medio regulador de precios la reserva estratégica de la Unidad Nacional de Almacenamiento (UNA), dijo la empresaria, quien resaltó esta acción del Gobierno ya que la UNA se ha manejado como buen regulador de precios y una correcta dirección de comercialización.

    José Orellana, productor y exportador arrocero, resaltó la creación de la Unidad Nacional de Almacenamiento (UNA) que reguló al sector y permite que los precios de la gramínea se mantengan.

    Por otra parte, Orellana indicó que Colombia abrió el contingente de importación de 26.000 toneladas que permitió a las piladoras de arroz blanco de Ecuador trabajar durante un mes utilizando toda su capacidad industrial, demostrando que “tenemos la posibilidad de manejar un mercado de exportación sin ningún problema”.