• 19 Feb 2013
  • 180
    Noticias de archivo
  • Visitas: 1162
  • Veedores destacaron transparencia en proceso electoral

    Los observadores piden a la región replicar voto en casa

    Los 320 observadores internacionales entregaron ayer al CNE un informe con recomendaciones. Piden mejorar los mecanismos de información, la ubicación de recintos y diferenciación de papeletas

    Misiones de observación electoral señalaron que el proceso ecuatoriano fue democrático y los ciudadanos votaron sin presión. Foto: Santiago Arcos |  El Telégrafo
    Misiones de observación electoral señalaron que el proceso ecuatoriano fue democrático y los ciudadanos votaron sin presión. Foto: Santiago Arcos | El Telégrafo

    Redacción Actualidad

    Como “exitoso y democrático” calificaron ayer al proceso electoral las ocho misiones  electorales internacionales que participaron en los comicios.  

    En el hotel Marriott, en Quito, se congregaron ayer los grupos de trabajo de la Organización de Estados Americanos (OEA), Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), Unión Interamericana de Organismos Electorales (Uniore), Comunidad Andina de Naciones (CAN), Parlamento Latinoamericano, Unión Africana, Liga Árabe  e invitados especiales, quienes presentaron sus informes.

    Las misiones felicitaron la iniciativa de voto en casa que llevó adelante el CNE. El programa “movió” la urna electoral a la vivienda de 16 personas con 70% de discapacidad y, según la OEA, esos proyectos podrían replicarse en toda la región. Rafael Alburquerque, jefe de la misión de la entidad, aplaudió también la iniciativa de sufragio de personas privadas de libertad.

    La OEA puso énfasis en la organización electoral, observación de medios de comunicación, participación política y financiamiento. Recomendó al CNE que  continúe con su esfuerzo de fortalecimiento institucional para reforzar el control.

    Además, el informe señala que es necesario que el organismo planifique con mayor antelación los procesos informáticos, para realizar en el tiempo adecuado simulacros y pruebas.

    De igual manera, Alburquerque indicó que la divulgación del conteo rápido por parte del CNE mostró confiabilidad en los resultados. Para él fue inequitativo el manejo de los candidatos en los  medios de comunicación del país.

    María Emma Mejía, jefa de la Unasur, recomendó mejorar el acceso de los ciudadanos a los recintos electorales. Para ella el voto masivo en el exterior podría ser inspiración para los demás países de la región. En marzo, la Unasur entregará el informe definitivo de la observación.

    Roberto Rosario, presidente de Uniore, no registró irregularidades que invaliden o deslegitimen las elecciones ecuatorianas.

    La organización sugirió mejorar la ubicación de los recintos, los mecanismos de información y la diferenciación de papeletas y urnas. Ese consejo también fue  presentado por la Unión Africana, que consideró que separar las papeletas en diferentes urnas facilitará el conteo por parte de los miembros de las juntas receptoras del voto. Uniore solicitó también que en otras ocasiones se coloquen padrones con nombres de electores en la entrada de los recintos.

    Para Elías Castillo, del Parlamento Latinoamericano, con las elecciones del 17 de febrero quedaron a un lado todos los prejuicios políticos e ideológicos. De su lado, Adolfo López, de la CAN, sugirió a los países del bloque reactivar el Consejo Electoral regional para compartir experiencias exitosas que tuvo el CNE de Ecuador.

    La Liga Árabe dijo que el proceso fue “creíble y los ecuatorianos votaron libremente, sin restricciones”. Ignacio Ramonet, en representación de los invitados especiales, acotó que el CNE realizó un proceso “libre, honesto y perfectamente democrático”.