• 04 Feb 2012
  • 60
    Economía
  • Visitas: 9470
  • Mal uso de agroquímicos afecta a la salud y el medio ambiente

    Agrocalidad, junto con los ministerios de Ambiente y Salud, toma acciones para prevenir los daños que ocasiona el mal manejo de plaguicidas al ecosistema y a la salud. Los agricultores reconocen que utilizan químicos de alta toxicidad.

    La utilización del agroquímico endosulfán está prohibida en varios países del mundo, pero aún se    emplea en Ecuador. Foto: José Morán |  El Telégrafo
    La utilización del agroquímico endosulfán está prohibida en varios países del mundo, pero aún se emplea en Ecuador. Foto: José Morán | El Telégrafo

    Redacción Economía

    Los agroquímicos que se utilizan para  el control de plagas y los fertilizantes y aditivos destinados a maximizar el rendimiento de las cosechas y mejorar la calidad del suelo poseen una marcada incidencia ambiental y en la salud de las personas y animales.   

    El mal uso de estos plaguicidas y fertilizantes  producen contaminación en suelos y aguas, tanto superficiales como subterráneos.   

    Para controlar su empleo, el Ministerio de Agricultura, Ganadería, Acuacultura y Pesca (Magap),  junto con  los representantes de los ministerios y empresas privadas inmersos en el tema, analizaron la modificación del reglamento  de importación y producción de estos fertilizantes.

    Los participantes de la primera reunión señalaron que   el estudio de este reglamento requiere ser modificado de manera urgente y que deben participar todos los entes involucrados: importadores, comercializadores, productores, fabricantes, agricultores, cámaras de la Agricultura, entre otros.    

    Los técnicos coincidieron en que los productos importados deben tener un respaldo técnico y jurídico, puesto que las empresas nacionales utilizan esos materiales como base para elaborar formulaciones químicas para la fabricación de fertilizantes. También se debe controlar a los distribuidores, con lo cual se respaldará la calidad de los fertilizantes.

    Para Mario Cisneros, técnico de la   Agencia de Aseguramiento de la Calidad del Agro (Agrocalidad),  falta un poco de capacitación a  los agricultores. “A veces el uso  previsto en la etiqueta del plaguicida dice que se lo debe usar solo en arroz, pero ellos lo utilizan en maíz y tabaco”, aseguró.

    Enfatizó que Agrocalidad aumentará el control en la comercialización de estos productos para que el agricultor solamente utilice el plaguicida de la forma que indica la etiqueta.

    Respecto al uso de estos plaguicidas en jardines de zonas urbanas, Cisneros advirtió que estos productos son de uso agrícola, exclusivamente, y que no se los debe utilizar en ningún  medio urbano porque podrían  intoxicar a las personas.    

    Prohíben uso de endosulfán

    El endosulfán es aún ampliamente utilizado en el país. Desde hace varios años, las ONG    luchan  contra su uso y las fumigaciones aéreas. Las Naciones Unidas difunden que se   prohíba su utilización en   el mundo, de tal forma que el agroquímico  es un insecticida que  no está permitido en 127  países.

    Myriam Arias, técnica de la Estación Experimental del Litoral Sur del Instituto Nacional Autónomo de Investigaciones Agropecuarias (Iniap), indicó que la  cantidad de químicos que los agricultores emplean para controlar el caracol pomacea, considerada una de las peores plagas a nivel mundial por su efecto destructor, ha traído como consecuencia  el desequilibrio biológico y que a ello se debe el repunte de un vector de la cinta blanca. 

    Afirmó que todos los enemigos naturales que tienen la sogata, como se conoce a la plaga de la cinta blanca, se están eliminando. “No solo se observan problemas de cinta blanca, sino t¡también de enrolladores de la hoja, polilla del tallo y cuando venga más el verano entonces se tendrá ataques muy fuertes de ácaros por el abuso de los químicos. Algunas especies nativas   están desapareciendo”, dijo.

    Según Agrocalidad, el plaguicida endosulfán saldrá del mercado ecuatoriano este año y por lo tanto ya no se permitirá su importación.