• 12 Jun 2012
  • 60
    Economía
  • Visitas: 11171
  • La venta de vehículos en las ferias y calles, con tendencia a la baja

    En Quito, los comerciantes se asociaron para adoptar medidas que eviten la negociación de automotores de dudosa procedencia. Los precios de los autos son más baratos que en las concesionarias

    Feria de vehículos que funciona en las calles 6 de Marzo y Argentina. En las afueras del aeropuerto también hay una en Guayaquil. Foto: Marcos Pin |  El Telégrafo
    Feria de vehículos que funciona en las calles 6 de Marzo y Argentina. En las afueras del aeropuerto también hay una en Guayaquil. Foto: Marcos Pin | El Telégrafo

    En el sector de Guamaní, en el sur de Quito,  se realiza la feria de carros usados más grande del país.
    A este lugar   no solo van comerciantes, sino también propietarios de vehículos que buscan venderlos para renovarlo con uno    nuevo o más grande.

    Este sitio de exhibición de vehículos comprende una extensión de siete hectáreas y en la que ingresan  unos cuatro mil vehículos los sábados, mientra que  los domingos baja a la mitad, “porque los comerciantes nos movilizamos a otras ferias del país o a buscar otros carros para comprar”, indicó Samuel Molina, uno de los vendedores.
    Para adquirir de  cuatro  a veinte puestos, el comerciante debe   el viernes en la tarde  pagar a los propietarios de estos predios un dólar por cada lugar.

    Pabel Añasco, quien vendía un auto Renault Logan, modelo 2009, en $ 10.800, indicó que le tomó mucho tiempo encontrar un estacionamiento para su carro y ponerlo a  la venta. “Todo está copado por los revendones”, señaló el usuario.

    Al tiempo de indicar  que en el país es imposible que los precios de los carros usados se incrementen, “siento  que se han mantenido los costos, pero los carros más comerciales son los Chevrolet, Toyota o Nissan”, recalcó Añasco.
    Los comerciantes dedicados a la compra y venta de vehículos usados en la feria del sur de la capital están asociados, para que los clientes tengan garantía y seguridad cuando adquieren un  vehículo, además,   para disminuir   la comercialización de carros de dudosa procedencia.

    La Asociación de Comerciantes de Vehículos Usados del Distrito Metropolitano de Quito  ha implementado un sistema informático que les permita obtener la información del  Seguro Obligatorio de Accidentes de Tránsito (SOAT), pago de matrícula, multas, entre otros requisitos, indicó Nelson Viteri, presidente de la entidad.

    Enfatizó que  “desde diciembre no hemos subido los precios de los vehículos. El parque automotor usado y la competencia es muy grande en el país”.

    Además,   el dirigente señaló que los sábados y domingos cuentan con el servicio de la Policía Judicial, para que identifique que el número de la placa y del chasis   coincidan y no  estén adulterados.

    En el caso de que “nosotros compremos un vehículo usado, le tomamos una foto al automotor y al vendedor, por lo general lo visitamos en la casa al dueño  para evitarnos problemas legales en el futuro”, expresó Viteri.

    Otro de los beneficios que obtienen es que los documentos de compra y venta son digitalizados.

    Luis Lituala, quien buscaba comprarse un Chevrolet Aveo 2007, indicó que varias veces ha acudido  al lugar para   adquirir un carro, porque   hay seguridades para la compra y venta de vehículos.

    Agregó que “el costo es más bajo que en los patios de carros. Por el mismo carro me pedían 13.000 dólares y con financiamiento me terminaba costando 17.000 dólares, en el patio. En cambio,  aquí me piden 11.000 dólares”, acotó Lituala.

    Verónica Calero  manifestó que buscaba una camioneta Toyota que en el patio le pidieron 31.000   dólares y   en la feria le pedían  hasta  28.000 dólares, la diferencia de precios   es grande  y  otra también es que en este lugar las compras son de contado, mientras que en los patios se puede   financiar.

    Viteri  justificó que la variación de precios es porque es una feria y no paga arriendo, por este motivo   es   más económico, mientras que en los patios el valor es mayor porque se paga sueldo a  empleados,    impuestos y el vehículo se lo puede financiar.

    Además, indicó el presidente de la asociación  que muchos de sus compañeros son   propietarios de patios de carros.

    Negocios caen en Mayo y Junio

    En Guayaquil, la venta de carros  en las ferias improvisadas, de las calles 6 de Marzo desde San Martín hasta Portete y de la 17 y Gómez Rendón, están “paralizadas”.  Para los comerciantes de estos  dos sectores en los meses de mayo y junio decae la comercialización de los     automotores   y  repunta  en agosto.

    “Las ventas son escasas. Casi nadie compra en este momento. Sin  embargo, nosotros mantenemos el negocio, porque la  gente   viene a cotizar, comparar precios y calidad. Ellos pueden decidirse más adelante”, indica Freddy López Martínez, comerciante de vehículos de la zona    6 de Marzo.

    López señala que la Ley de Hipotecas, que garantiza el crédito para un vehículo con el automotor prendado, a ellos no les afecta porque solo venden al contado o hasta  con  6 cheques a fecha.

    Omar Sánchez Álava, comerciante de autos, dijo que la venta de carros se ha   incrementado desde hace dos años. Y que espera que la escasez de demandantes desaparezca en agosto.