• 26 Sep 2012
  • Economía
  • Visitas: 8197
  • Ecuador fortalece su matriz productiva con innovación industrial

    Dar un valor agregado a las exportaciones y lograr sustituir las importaciones con producción local, además fortalecer la industria estratégica (minas, petróleos), son parte de los objetivos trazados.

    Las exportaciones de atún se mantuvieron con un promedio de ventas de un 88 por ciento entre  el año 2007 y 2011.
    Las exportaciones de atún se mantuvieron con un promedio de ventas de un 88 por ciento entre el año 2007 y 2011.

    Redacción Economía

    En cuatro fases se apuntala el cambio de la matriz productiva del Ecuador, los proyectos a corto, mediano y largo plazo pasarán por las fases de sustitución selectiva de importaciones, generación de un superávit energético, la diversificación de exportaciones y la reconversión productiva.

    Fander Falconí, titular de la Secretaría Nacional de Planificación y Desarrollo (Senplades), recordó que el país se ha caracterizado por la producción y exportación de bienes primarios a pocos destinos limitando las posibilidades de desarrollo.

    Falconí señaló que  paulatinamente se cambian estas acciones; por ejemplo, entre 2007 y 2011, el Producto Interno Bruto (PIB) industrial creció anualmente un 4,3%, en 2000-2006 fue menor con el 3,3% y en el período de 1994-1999 un 0,7%.

    Según el esquema presentado por la Senplades, en el último período 2007-2011 la productividad de Ecuador fue de 2,7%, mayor en relación al crecimiento de este indicador en América Latina que alcanzó 1,88%.

    Este crecimiento, aseguró el funcionario, está relacionado directamente con la aplicación de políticas públicas encaminadas a desarrollar el aparato productivo a través de incentivos, programas de inversión y desarrollo tecnológico.

    Para Santiago León, ministro Coordinador de la Producción, para realizar los cambios en la matriz productiva será necesario que el sector industrial haga esfuerzos adicionales para reducir en un alto grado la dependencia  de los productos de las exportaciones primarias y se trabaje un proceso de innovación y valor agregado.

    León recordó que el país mantiene el 71% de producción primaria (pesca, acuacultura, minas, agricultura, petróleo) y en el largo plazo pasar a una economía con una producción de mayor valor agregado.

    La participación de las exportaciones primarias (petróleo crudo, banano, café, camarón, cacao, madera, atún, flores...) se mantienen con un promedio de exportaciones del 88%, entre 2007 y 2011.

    Para lograr el proceso de crecimiento productivo será necesario plantear la sustitución de importaciones por la producción local, competitividad en inversión pública y servicios, y fomentar la ciencia, tecnología y talento humano, resaltó el funcionario.

    La ministra de Industrias y Productividad, Verónica Sión, dijo que otro de los factores que se impulsarán para lograr  el cambio de la matriz es la energía renovable que permitirá una transformación para dejar el modelo primario exportador y extractivista y migrar hacia un modelo de desarrollo industrial sostenible.

    Falconí reiteró que  el cambio en la matriz no significa, bajo ningún concepto, retirar el apoyo a los sectores productivos tradicionales o aquellos que tienen fortalezas, como el caso de la agroindustria. Lo que se busca es fomentar el desarrollo de nuevos sectores que generen mayor valor agregado.

    Senplades coordina las acciones de cambio de la matriz con los ministerios del sector productivo, económico, conocimiento y talento humano, una de las temáticas clave  es la sustitución selectiva de importaciones y la diversificación de exportaciones.

    Falconí agregó que la matriz también se fortalecerá con la potenciación de industrias estratégicas, como las refinerías, astilleros, petroquímica, fertilizantes, metalurgia y siderúrgica. La matriz productiva tendrá como eje la interacción de los distintos actores sociales, que producen los bienes y servicios mediante la utilización de recursos tangible.