• 12 Dic 2012
  • Economía
  • Visitas: 2542
  • Cepal calcula que país crecerá 3,5% en 2013

    La economía de América Latina cerrará este año con un crecimiento del 3,1%, menor al de 2011 que fue de 4,3%, pero experimentará un repunte el próximo año y subirá un 3,8%, pese a la crisis mundial.

    Cepal calcula que país crecerá  3,5% en 2013
    Cepal calcula que país crecerá 3,5% en 2013

    Redacción Economía

    De acuerdo a las nuevas estimaciones entregadas ayer por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), la economía de Ecuador se desacelerará el próximo año y se ubicará en  3,5%. Se espera que en este año  la economía ecuatoriana suba un 4,8%, después del fuerte crecimiento de 2011 (8%).

    Las perspectivas económicas del país y de la región dependerán de la evolución de la economía mundial en 2013. El organismo de las Naciones Unidas destaca el descenso de la tasa de desempleo, ampliación de los derechos sociales, la inversión pública y las medidas “anticílicas” tomadas por el régimen para que la economía del país no se vea afectada por la crisis mundial.

    Los aspectos más positivos de la región fueron el descenso de la tasa de desempleo de un 6,7% en 2011 a un 6,4% este año, así como el incremento de los salarios. El informe de la Cepal señala que los indicadores del mercado laboral ecuatoriano han mejorado y se espera que la tasa de desempleo en este año se ubique un punto porcentual por debajo del 6% que se registró en 2011.

    Ello se debería al incremento en la tasa de ocupación, ya que la tasa de participación de 55,2% también habrá aumentado a 56%. A su vez, el salario mínimo continuó su tendencia al alza y registró un incremento del 10,6% en términos nominales. Esto implicaría una subida de 5,2% en términos reales, similar al del 2011.

    También fue destacable el aumento de la inversión pública, que promedió un 4% en la región, aunque en Ecuador superó el 10%. Esta inversión se destinó principalmente al sector de la construcción, que tuvo una expansión de dos dígitos (de 7,78% a 9,78%).

    A menor ritmo

    El catedrático Jaime Gallegos explica que  el porcentaje de crecimiento (3,5% para 2013) indica que la economía va a un ritmo pequeño, influida por la crisis mundial, que ha logrado que China también baje la tasa de crecimiento. “Eso afecta a la economía ecuatoriana, porque ya no crecerá tan rápido. El gasto público también ha tenido su reexpansión, ya no puede seguir creciendo al infinito, por lo que el Presupuesto General del Estado debe ser más austero que antes, eso influye en las tasas de crecimiento de la economía”, dice.

    Enfatiza que no solo se debe pensar en el crecimiento económico, sino también en la calidad de la economía (redistribución).

    De su parte, Víctor Albán, presidente del Colegio de Economistas de Pichincha, dice que el crecimiento económico del año 2013 será de  3% y no de 3,5% como señala el informe de la Cepal. La razón es que habrá un cambio en el estatus del comercio internacional.

    Cifras de la región

    De acuerdo con el informe “Balance preliminar de las economías de América Latina y el Caribe 2012”, dado a conocer por la secretaria ejecutiva de las Naciones Unidas, Alicia Bárcena, la región mostrará el próximo año un crecimiento en torno a 3,8%, impulsado principalmente por la recuperación de las economías de Argentina y Brasil, y se mantendrá el dinamismo de la demanda interna en varios países.

    La región finalizará 2012 con una expansión de su Producto Interno Bruto (PIB) de 3,1%, mayor al crecimiento mundial esperado (2,2%), aunque menor al 4,3% obtenido en 2011. “Esto demuestra que la crisis económica global tuvo un impacto negativo pero no dramático en el continente, que mantuvo durante el año cierta capacidad de resistencia para enfrentar choques de origen externo”, asevera Bárcena.

    “Mantener el dinamismo de la demanda interna en varias economías de la región será consecuencia de la mejoría en los indicadores laborales, del aumento del crédito bancario al sector privado y de precios de las materias primas que no sufrirían caídas significativas adicionales, a pesar de la elevada incertidumbre externa.

    Ver infografía ampliada