• 19:32 · 12 Feb 2013
  • 82
    Deportes
  • Visitas: 717
  • Barcelona empata 2-2 ante Nacional con un arbitraje polémico

    Damián Díaz marcó el primer tanto para el
    Damián Díaz marcó el primer tanto para el "ídolo". Foto: EFE

    El Nacional uruguayo, gracias a una labor de última hora de sus ídolos Sebastián Abreu y Álvaro Recoba, y a la pésima actuación del árbitro Enrique Osses, salvó hoy un empate 2-2 en Montevideo ante un bien parado Barcelona ecuatoriano en el primer partido del Grupo 1 en la Copa Libertadores.

    Los del Barcelona, mejores en todo el partido, comenzaron adelantándose en la primera mitad con goles de Damián Díaz, en el minuto 17, y Ariel Nahuelpan, en el 25.

    Nacional tuvo que apelar a la mística del 'Loco' Abreu para recortar el resultado, en el 69, y a una gran jugada de Recoba, que habilitó de forma magistral a Iván Alonso en tiempo de descuento para que igualara el partido en el 92.

    La intervención del árbitro, sin embargo, fue determinante para que Nacional pudiera salvarse de la derrota, al no cobrar un flagrante penalti del defensor uruguayo Israel Damonte, cuando el marcador iba 1-2 y al dejar jugar casi cinco minutos más al defensor Alejandro Lembo, pese a haberle mostrado dos cartulinas amarillas.

    Los visitantes se hicieron con el control del partido en los primeros compases de juego, en los que supieron dominar las embestidas de los uruguayos y lanzaron ofensivas con peligro.

    En un partido entretenido y con alternativas, Díaz abrió el marcador para los ecuatorianos con un gran disparo de larga distancia que llegó después de que la defensa local no supiera despejar un balón suelto, en el minuto 17.

    Nacional no supo culminar sus acciones ofensivas, todo lo contrario que los ecuatorianos del Barcelona, que volvieron a anotar tras una gran jugada de Matías Oyola que Nahuelpan culminó con solvencia, en el 25.

    Como era previsible, en la reanudación Nacional salió desesperado a reducir distancias, lo que dejó a los ecuatorianos mucho espacio para contraatacar y tiempo de sobra para especular con el resultado.

    Sin más armas, el técnico del Nacional, Gustavo Díaz, sacó a la cancha a los ilustres veteranos Abreu, recién reincorporado al equipo, y al 'Chino' Recoba para cambiarle la cara al partido.

    El efecto fue inmediato y pronto el Barcelona vivió sus peores momentos de en todo el partido.

    Y como todo el mundo en el Parque Central estaba esperando, tuvo que ser el adorado 'Loco' el encargado de recortar para los locales con un remate de cabeza a la salida de un córner, en el 69.

    Minutos después, el defensor ecuatoriano José Luis Perlaza se hizo expulsar tontamente al ganarse dos amarillas en menos de un minuto, en el 74.

    En un rifirrafe posterior, el árbitro Osses sacó una segunda amarilla al defensor Lembo, pero olvidó expulsarlo por casi cinco minutos para desesperación de los visitantes.

    Sin más tiempo para jugar, Osses se comió un clarísimo penal en el área local, permitiendo al Nacional montar minutos después a través de Recoba un letal contragolpe que Alonso convirtió en el empate definitivo, en el 92)