• 26 May 2013
  • Cartón Piedra
  • Visitas: 398
  • Ventana Música

    Ray Manzarek: el artífice de The Doors

    Ray Manzarek: el artífice de The Doors

    Mariana Alvear Montenegro

    Come on baby, light my fire

    Come on baby, light my fire

    Try to set the night on fire

    The Doors

     

    La potencia que emana el sonido del teclado bajo la maestría de Ray Manzarek envuelve y transporta a lugares teñidos de mil colores y fuerzas energéticas que impulsan a danzar y dejarse llevar por los cadenciosos sonidos de melodías ácidas y adictivas.

     

    La esencia de los años sesenta junto con la psicodelia y esa incontenible necesidad de expresar ese cúmulo de emociones y sensaciones, rezago de la Primera y Segunda Guerra Mundial, tuvieron el mismo efecto que las bombas de Hiroshima y Nagasaki. La música fue el canal a través del cual se pudo expulsar y amplificar ese descontento social, y sobre todo irrumpir socialmente con un nuevo pensamiento y filosofía de vida con un tinte político y cultural muy fuerte.

     

    Junto a Airplane, Grateful Dead y Pink Floyd, la legendaria banda The Doors se convirtió en una de las máximas exponentes de la psicodelia de los años 60. The Doors, entonces debe ser considerada como una de las agrupaciones musicales más influyentes en la historia del rock. Muchos entendidos en el tema la han descrito como una de las bandas más innovadoras y poderosas en la historia del rock a nivel mundial.

     

    Origen de la psicodelia

     

    Corrían los albores de una generación que marcaría la historia universal de la música, y sobre todo de una época en la que el arte en todas sus expresiones explotó pintando nuevos rostros y abriendo paso a nuevas manifestaciones que repercutirían en la humanidad entera.

     

    Para 1964 Jim Morrison se adentraba en los profundos y oscuros pantanos de la poesía y filosofía existencialista, muy propia de la época. William Blake, Charles Baudelaire y Aldous Huxley, fueron algunos de los escritores de cabecera que inspiraron la gran mayoría de canciones de la banda estadounidense.

     

    Fue bajo el intenso sol de las playas de Venice que Morrison y Manzarek vuelven a cruzar sus vidas, y esta vez sería para siempre. Morrison le permitió leer a Manzarek la letra de Moonlight drive, un poema que había acabado de escribir, entonces Manzarek (fanático blues y rock de la época) le pidió que tarareara el tema, este fue el hecho que marcó el fortuito encuentro de esa soleada tarde de verano.

     

    A partir de la lectura del poema de Morrison, Manzarek comentó a su joven amigo el interés que sentía por formar una banda con sonidos experimentales y sobre todo con letras profundas que emitan un mensaje fuerte a quienes las escuchen.

     

    En agosto del mismo año el grupo reclutó al talentoso Robby Krieger y la alineación final quedó así: Morrison, Manzarek, Krieger y Densmore. El grupo estaba completo. La recién integrada banda tomó su nombre de un verso del poeta William Blake: “If the doors of perception were cleansed, every thing would appear to man as it is: infinite” (Si las puertas de la percepción fueran depuradas, todo aparecería ante el hombre tal cual es: infinito), que también daba título al libro de Aldous Huxley, The doors of perception.

     

    26-05-13-cp-Ray-MazarekLa creatividad y entrega mística

     

    The Doors se diferenció de muchos grupos de rock que emergieron contemporáneamente, en primer lugar porque no contaban con un bajo en concierto. Luego, la banda fue el resultado de agrupaciones y cantantes de la época, ejemplo de ello fue la enorme influencia de la música agónica de Janis Joplin, las agudas y electrizantes guitarras de Hendrix y por sobre todo el mundo alterno que presentaba la banda británica Pink Floyd con sus sonidos alterados y no podía faltar la incursión de The Beatles en el espectro musical.

     

    Como para dar un sonido específico y distinto a la música que ofrecía la agrupación, Manzarek tocaba las melodías del bajo con la mano izquierda en su novedoso piano Fender Rhodes, y las melodías del órgano con la mano derecha.

     

    Sin embargo, el grupo contó con la participación de algunos bajistas invitados para sus grabaciones de estudio, entre ellos estuvo Jerry Scheff, quien tocó luego en más de 1.100 conciertos para Elvis Presley (de 1969 hasta su muerte en 1977), así como Doug Lubahn, Harvey Brooks, Kerry Magness, Lonnie Mack y Ray Neapolitan.

     

    Muchas de las canciones originales se hicieron en conjunto. Morrison aportaba las letras y parte de la melodía, y el resto de los integrantes contribuía con el ritmo y el sentimiento de la canción.

     

    Dentro de las variadas anécdotas que describen la profunda y mística amistad entre Jim y Ray, se puede narrar la siguiente: mientras Morrison y Manzarek caminaban en uno de sus tantos paseos por la playa en California, vieron pasar a una mujer negra, y Morrison escribió la letra de Hello, i love you esa misma noche, refiriéndose a ella como la “joya oscura” (dusky jewel).

     

    Varias personas que la escucharon, criticaron la canción por su parecido con el hit de The Kinks All day and all of the night (1965), y el vocalista de este grupo, Ray Davies demandó a The Doors. El problema legal finalmente terminó con un fallo a favor de The Doors, pues no se pudo comprobar que fuese un plagio de la melodía de Davies.

     

    Para 1966, el grupo tocaba en el club The London Fog, y ese mismo año se cambió al prestigioso Whisky a Go Go. Fue para esta fecha que Paul A. Rothchild, productor y por aquel entonces dueño de la empresa discográfica Elektra Records, les escuchó y quedó fascinado por el sonido y la vitalidad de la banda, luego de esto, propuso a la agrupación grabar un disco bajo su sello.

     

    Melodías que trascendieron en el tiempo

     

    Nacido en Chicago en 1939, Ray Manzarek continuó activo en el mundo de la música tras la muerte de Morrison, su amigo y compañero de vida musical; tras tratar de mantener a flote a la banda y ejercer incluso como vocalista de la formación, publicó trabajos en solitario como The Golden Scarab (1973) o Carmina Burana (1983) y colaboró con otras bandas como Nite City.

     

    Ciertamente, Manzarek es el artífice de que el mundo haya conocido a una de las agrupaciones de rock psicodélico más importantes de la década de los sesenta, misma que marcaría la trayectoria de toda una generación, y sobre todo influenciaría de manera política en el pensamiento y estilo de vida de toda una época.

     

    A los 74 años de edad, y tras librar una fuerte batalla contra un cáncer hepático fulminante, Ray Manzarek dejó un legado musical y sonoro incomparable. Fuente de inspiración para muchos músicos de la época y amantes del rock contemporáneo.

     

    Manzarek, sin lugar a dudas, fue una de las figuras más importantes de The Doors, opacado muchas veces por la fuerza y potencia de la imagen de Morrison, estuvo siempre al mando, y cómo no, creando místicamente melodías que calarían en el espíritu de más de una generación.

     

    Hasta siempre Ray, el Rey Lagarto tuvo que esperar muchos años para volver a escucharte, ahora su poesía volverá a vibrar bajo la potencia de unas manos que ágiles se deslizan sobre un desgastado piano.

     

    RECOMENDADOS DEL CARTÓN

     

    TROUBLE WILL FIND ME
    The National
    Este es el sexto álbum de estudio de la banda estadounidense. Su último trabajo cuenta con la participación de St Vincent.

     

    TALK A GOOD GAME
    Kelly Rowland
    Este es el título del cuarto álbum de estudio en solitario de Rowland. Conocido en principio como Year of the woman.

     

    AUTOMATIC FOR THE PEOPLE
    R.E.M.
    El disco comienza con Drive (el primer single), un tema que recuerda a David Essex. Le sigue Try not to breathe, un tema pop.

     

    EJAZZ CON JOTA
    Carmen Paris
    Este es el cuarto trabajo discográfico de la artista aragonesa. Conjuga la fuerza de expresión y el brillo de las melodías rítmicas del jazz.

     

    MODERN VAMPIRES OF THE CITY
    Vampire Weekend
    Este es el título del tercer disco de la banda, es una producción del cantante y guitarrista del grupo, Ezra Koenig.

    ENCUENTRE EN LA EDICIÓN IMPRESA:

    Editorial
    La televisión: nuestra querida ‘caja boba’

    Especial
    - Esa inteligente ‘caja boba’
    Por: Raúl Zibechi

    La televisión considerada como una de las bellas artes
    Por: Diego Yépez

    El pecado de sentir
    Por: Ana Cristina Franco

    Kardashian®
    Por Vanessa Terán Iturralde

    Humor y televisión: un idilio difícil
    Por Fabián Patinho

    Para leer…
    Pasión por la belleza.
    Sobre Arenas movedizas, de Junichiro Tanizaki

    Espacios
    El hogar de Truman Capote
    Andrés Cárdenas

    Artes Plásticas
    Erotopías o el amor en sus lugares
    Por: José Luis Corazón Ardura

    Música
    El flamenco
    Por: Freddy Russo

    De las palabras a los hechos
    Los gentilicios y la norma
    Por: María del Pilar Cobo

    Ver noticias anteriores